Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Crece el apoyo de organizaciones de salud al impuesto a bebidas azucaradas

Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Crece el apoyo de organizaciones de salud al impuesto a bebidas azucaradas

Ministerio de Salud y Protección Social > Crece el apoyo de organizaciones de salud al impuesto a bebidas azucaradas
24/11/2016
Boletín de Prensa No 248 de 2016

​​La Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins se suma a la lista de instituciones nacionales e internacionales que respaldan la medida.

- Cartas de apoyo al impuesto de las bebidas azucaradas​

Bogotá, 23 de noviembre de 2016.  Unos 80 expertos pertenecientes a 37 organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con el ámbito de la salud –entre las que se cuenta una veintena de universidades– han manifestado de manera expresa su apoyo a la propuesta del Gobierno Nacional de gravar las bebidas azucaradas.

El espaldarazo más reciente provino de la prestigiosa Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos. En una carta fechada el 22 de noviembre,​ el centro académico señala que el impuesto contemplado en el proyecto de ley de reforma tributaria “proveerá los fondos necesarios para implementar programas de inversión en el sector salud colombiano” y “reducirá el consumo de bebidas azucaradas, el cual contribuye a problemas como la obesidad”.

La misiva, firmada por Antonio Trujillo, profesor del departamento de Salud Internacional, y Joshua M. Sharfstein, profesor del departamento de Política y Gerencia de la Salud, considera que el impuesto de 300 pesos por litro está en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  
Los expertos anotan que las evidencias para apoyar el impuesto pueden ser resumidas en tres grandes afirmaciones: la obesidad es un problema creciente de salud pública en Colombia; el consumo de bebidas azucaradas está ligado a la obesidad y otros problemas de salud; y el aumento del precio de las bebidas azucaradas reduce el consumo.

“Si bien es cierto que los mensajes de salud pública son una parte vital de la solución, aumentar los precios relativos de los productos no saludables tiene un impacto directo, demostrable e inmediato en la modificación de patrones saludables de comportamiento”, escriben los expertos.

Por otra parte, el documento advierte que el impacto del gravamen sobre el empleo sería mínimo, además de que “los pequeños comerciantes que venden bebidas azucaradas se adaptarían rápidamente, ya que los consumidores comprarían otros productos que ellos podrían ofrecer más fácilmente”.

“Aplaudimos –concluyen los autores, dirigiéndose al ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria– que usted sea uno de los primeros líderes en el sector salud en la región que propone un enfoque innovador a una crisis creciente de salud pública”.


Cartas de apoyo
​Antes del pronunciamiento de la Universidad Johns Hopkins, un significativo número de organizaciones del ámbito nacional e internacional ya había expresado su apoyo.

Durante un evento de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI), llevado a cabo el pasado 11 de noviembre, la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas (ACSC), la Academia Nacional de Medicina, la Asociación de Empresas Gestoras del Aseguramiento en Salud (Gestarsalud) y la Asociación Colombiana de Endocrinología (ACE) respaldaron la propuesta del Gobierno.

“Hacemos un llamado a los líderes de opinión y a quienes tienen responsabilidad política para que basen sus argumentaciones en los estudios de organismos internacionales e instituciones de alta credibilidad científica, y no en las simples especulaciones o informaciones de bajo reconocimiento”, expresó la ACSC por intermedio de una carta leída por su presidente, César Burgos. 

Por su parte, Elisa Torrenegra, directora de Gestarsalud, añadió: “Aplaudimos esta iniciativa del Ministerio de Salud porque consideramos que es la verdadera forma de que las personas que tienen pocos recurso puedan escoger otra forma de alimentarse, que se disponga de agua, frutas y verduras”. (Video rueda de prensa) ​​

Otras organizaciones han manifestado su respaldo a la propuesta por medio de cartas dirigidas al Gobierno o al Congreso. Abajo, un listado de las principales conclusiones expuestas en ellas.

¿Qué han dicho los expertos?

  • “Si en Colombia se impone un aumento del 20%, las compras de estas bebidas se reducirían alrededor de 23% y el recaudo aumentaría alrededor de 1,35 billones en promedio entre los 3 a 5 primeros años. Este dinero puede ser utilizado para mejorar los servicios de salud para diabetes y otras enfermedades, los cuales se han aumentado en alrededor 750% entre 2009 y 2012”.
    Carta de líderes en temas de obesidad de las más prestigiosas instituciones en el mundo​
  • “El impuesto al consumo de bebidas azucaradas es una estrategia de alto impacto en salud pública para reducir la carga de enfermedad atribuida al sobrepeso y la diabetes”.
    Universidad del Valle

  • “Apoyamos el uso de instrumentos fiscales para contribuir a reducir la obesidad y la diabetes, además de la educación a la sociedad sobre los riesgos para la salud que representan el consumo de algunos alimentos y bebidas”. 
    Carta firmada por 64 académicos e investigadores​
  • “Hacemos un llamado a los líderes de opinión y a quienes tienen responsabilidad política para que basen sus argumentaciones en los estudios de organismos internacionales e instituciones de alta credibilidad científica, y no en las simples especulaciones o informaciones de bajo reconocimiento”.
    Asociación Colombiana de Sociedades Científicas (ACSC)​


Volver al Inicio