Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Minsalud compró nuevo medicamento para tratamiento Tuberculosis-VIH


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Minsalud compró nuevo medicamento para tratamiento Tuberculosis-VIH

Ministerio de Salud y Protección Social > Minsalud compró nuevo medicamento para tratamiento Tuberculosis-VIH
24/03/2016
 
Boletín de Prensa No 048 de 2016

​​- Secretarías de salud lo reciben y lo entregan a instituciones de salud para el tratamiento gratuito de los pacientes.

Bogotá, D.C., 24 de marzo de 2016.  Con un costo cercano a los 92 millones de pesos, el Ministerio de Salud y Protección Social, adquirió 865.536 tabletas de Rifampicina /Isoniazida 150/75mg, una nueva presentación de los medicamentos para la tuberculosis, que se utiliza en las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH y que deben recibir tratamiento para la tuberculosis. 


Esta nueva presentación se administra diariamente produciendo mejo​​res resultados en el tratamiento de estos pacientes con un menor riesgo de efectos adversos.

El medicamento fue distribuido a las secretarías departamentales de s​alud para que sea entregado a las instituciones de salud y que estas de manera gratuita lo suministren a los pacientes bajo la estrategia Tratamiento Administrado Estrictamente Supervisado, (TAES), la cual garantiza que los afectados reciban las dosis diarias oportunamente en la institución de salud donde son atendidos. 

Para aquellas personas que viven con VIH pero que aún no han iniciado tratamiento antirretroviral, el tratamiento para la tuberculosis es siempre la prioridad, y una vez lo han tolerado, deberán iniciar los medicamentos para el VIH.  

“Toda persona con diagnóstico de tuberculosis debe tener asesoría y la prueba voluntaria para VIH en lo posible realizada en la misma institución de salud donde está recibiendo el TAES, y una vez se tenga el resultado, el profesional de la salud debe ofrecer una asesoría post test de la prueba al paciente”, señaló Ernesto Moreno Naranjo, coordinador nacional del programa de control de la tuberculosis del Ministerio de Salud y Protección Social. 

“El Ministerio de Salud y Protección Social garantiza el diagnóstico y tratamiento gratuitos en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, sin embargo, es fundamental la concurrencia de otros sectores con el fin de dar un soporte integral a los pacientes y sus familias, dado que la Tuberculosis afecta con mayor frecuencia a las poblaciones con mayor vulnerabilidad agravando sus condiciones de pobreza” agregó.

Reiteró que la manera más efectiva para detectar casos de tuberculosis es mediante la búsqueda de sintomáticos respiratorios, es decir, aquellas personas con tos persistente por más de dos semanas a las cuales se les debe practicar el examen de baciloscopia y cultivo. En el 2015, el Ministerio de Salud y Protección Social asignó 8.643 millones de pesos para apoyar la gestión del programa de Prevención y Control de la Tuberculosis, de los cuales $2.000 millones fueron para la adquisición de medicamentos para el tratamiento.

Tuberculosis en el país
En Colombia se reportaron al Sistema de Vigilancia en Salud Pública, SIVIGILA, durante el año anterior 12.918 casos de tuberculosis, de los cuales 2.089 registraron confección tubercu-losis/VIH, (86,3 % conocían ya su diagnóstico de VIH al desarrollar la tuberculosis).  

Igualmente se reportaron 367 casos con tuberculosis resistente a medicamentos antituberculosos. La incidencia de tuberculosis para el país en 2015 se estimó en 24,2 casos por 100 000 habitantes. 

Las entidades territoriales con mayor tasa de incidencia fueron: Amazonas con 72,1 casos, Ri-saralda, 47,2 casos y Chocó 45,4 casos, por cada 100.000 habitantes. 

Lo que viene
Colombia, en concordancia con la Organización Mundial de la Salud, se encuentra en el proceso de adopción e implementación de los pilares y componentes de la estrategia “Fin a la Tuberculosis”, apoyada, igualmente, en el Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021, que incluye entre sus metas la reducción progresiva de la mortalidad por tuberculosis en todo el territorio nacional a menos de 1,59 casos por 100 000 habitantes.

El país, a través de convenios de cooperación técnica con la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Internacional para las Migraciones, ha fortalecido líneas estratégicas como tuberculosis en población vulnerable, la cual involucra principalmente población indígena, población privada de la libertad, población habitante de calle y población afro de la costa Pacífica; el abordaje de la tuberculosis resistente a fármacos antituberculosos, las actividades colaborativas tuberculosis/VIH y el control de infecciones, entre otras. 

Finalmente, la estrategia de la  Organización Mundial de la Salud  planteada en el plan global “hacia el fin de la tuberculosis 2016-2020” es la ruta para acelerar el impacto sobre la epidemia de la tuberculosis y alcanzar los objetivos del FIN A LA TUBERCULOSIS; esta estrategia se aleja del enfoque limitado de "controlar" las enfermedades y centra su atención en los grupos vulnerables y marginados clave, el desarrollo y puesta en marcha de nuevas herramientas, y la implementación de paquetes de servicios de tuberculosis  integrales acorde con los entornos socioeconómicos, con la meta final de la eliminación de la tuberculosis como un problema de salud pública en el 2035.

24 de marzo Día Mundial
El Día Mundial de la Tuberculosis se conmemora el 24 de marzo de cada año en honor al descubrimiento que el doctor Robert Koch hizo en Berlín en 1882, cuando asombró a la comunidad científica con el anuncio de que había descubierto el bacilo de la tuberculosis. En el momento del anuncio, la tuberculosis hacía estragos en Europa y las Américas, causando la muerte de una de cada siete personas. Este descubrimiento abrió el camino hacia el diagnóstico y la curación de las personas con tuberculosis.

Este día es una oportunidad para que los pacientes de tuberculosis, las comunidades afectadas, los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los profesionales sanitarios y los asociados internacionales puedan sensibilizar a todas las personas​ frente a la realidad de la tuberculosis.

Volver al Inicio