Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Skip Navigation LinksEl pescado, alimento con altos componentes nutricionales


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

El pescado, alimento con altos componentes nutricionales

Ministerio de Salud y Protección Social > El pescado, alimento con altos componentes nutricionales
​​​​
Recomendaciones para la compra de este alimento, cuyo consumo aumenta en la época de cuaresma.

Bogotá, 23 de febrero de 2012.- El Ministerio de Salud y Protección Social, teniendo en cuenta el incremento en el consumo de pescados y comidas de mar que se puede presentar durante el periodo de cuaresma, previo a la Semana Santa, hace algunas recomendaciones a la población sobre las características que se deben tener en cuenta al momento de la compra, y destaca los componentes nutricionales de este alimento. 

En el pescado se encuentran cantidades relevantes de minerales: fósforo, potasio, calcio, sodio, magnesio, hierro, yodo y cloro. Sin embargo, aquellos que se comen con espinas y algunos mariscos aportan una cantidad extraordinaria de calcio: 400 miligramos por cada 100 gramos en las sardinas; 210 miligramos por cada 100 gramos en las anchoas y 128 en almejas, berberechos y conservas similares. El contenido medio de calcio de otros pescados y mariscos ronda los 30 miligramos por cada 100 gramos. 

Con relación a las vitaminas, se destacan las del grupo B (B1, B2, B3 y B12), la A, D y en menor proporción la E. El aceite de hígado de pescado constituye la fuente natural más concentrada de vitamina A y de vitamina D.En cuanto a las proteínas, 100 gramos de casi cualquier pescado aportan alrededor de una tercera parte de la cantidad diaria recomendada de proteínas. La proteína de pescados y mariscos es de elevado valor biológico.

En la grasa del pescado y del marisco, a diferencia de la de otros alimentos de origen animal, abundan los ácidos grasos poliinsaturados, entre los que se encuentran los omega 3, relacionados con la prevención de las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo asociados (colesterol y/o triglicéridos elevados en sangre) y omega 6.
 
Características de los pescados frescos 

Consumir los alimentos de mar en buen estado, es de gran importancia para que el organismo tome los nutrientes que éstos poseen. Para poder determinar la calidad y frescura del pescado entero, es importante que se compre en lugares reconocidos con las medidas sanitarias establecidas para su conservación.  

En el siguiente cuadro se establecen las diferencias que se presentan entre un producto de buena calidad, comparado con uno que no lo es. Téngalas en cuenta en el momento de la compra.

 

BUENA CALIDAD

 

 

PESCADO ENTERO FRESCO

 

MALA  CALIDAD

Ocupa toda la cavidad orbitaria, transparentes, brillantes, salientes, pupila oscura.

 

OJOS

 

Opacos, hundidos, nublados, pupila gris.

 

 

Del rosado al rojo intenso, húmedas y brillantes, sin sustancias viscosas, olor suave a mar.

 

BRANQUIAS

 

 

Café parduzco, mucus amarillento y espeso.

 

 

Firme y elástica al tacto, bien adherida a los huesos  y que no se desprendan de ellos al ejercer presión con los dedos; color propio con superficie de corte brillante.

MUSCULOS (CARNE)

 

 

Blanda y floja, se desprende de los huesos y espina con facilidad.

 

 

Agradable, con aroma marino.

 

 

OLOR

 

 

Anormal, amoniacal, fétido.

 

 

Unidas entre sí, bien adheridas a la piel, con brillo metálico, no viscosas.

 

ESCAMAS

 

Opacas, viscosas, pérdida de gran cantidad de escamas al tacto.

 

 

Completamente eviscerada y limpia, superficie sin desgarres, lustrosa.

CAVIDAD

ABDOMINAL

Desgarrada, huesos o espinas separadas del tejido, evisceración incompleta.

 ​


​​​​​
Volver al Inicio