Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Ministerio de Salud y Protección Social

Los mitos urbanos sobre el virus del chikunguña

 Los mitos urbanos sobre el virus del chikunguña

Ministerio de Salud y Protección Social > Los mitos urbanos sobre el virus del chikunguña

Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe

03/02/2015
Boletín de prensa 026 de 2015


-    En la visita del Ministro de Salud a Antioquia, que contó con la participación de autoridades de Córdoba, Sucre y Chocó, Gaviria Uribe enunció los mitos que se han generado alrededor de esta nueva patología presente por primera vez en Las Américas.


Medellín (Antioquia), 3 de febrero de 2015.- El Ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe, participó en la reunión de asistencia técnica desarrollada por el Gobierno frente al Plan Nacional de Respuesta al virus del chikunguña, cuyo periplo incluyó las ciudades Girardot, Cali, Bucaramanga, Neiva y Pereira, entre otros.

Gaviria Uribe aprovechó la oportunidad para enunciar los mitos urbanos que se han generado como consecuencia de la aparición del virus del chikunguña en Las Américas.

-    Es FALSO que el chikunguña se transmita por vía aérea, es decir, a través de partículas suspendidas en el aire. Este virus es transmitido única y exclusivamente por el mosquito (vector) Aedes aegypti y Aedes albopictus.

-    Es FALSO que el virus se transmita de persona a persona. Este virus requiere del vector para poder realizar el contagio del virus. Se puede transmitir de manera vertical, es decir una madre embarazada puede transmitirlo a su recién nacido.

-    Es FALSO que el virus del chikunguña se transmita mediante la lactancia materna. No existe evidencia científica que demuestre esta clase de transmisión.

-    Es FALSO que la tiamina sea el remedio infalible para repeler el mosquito Aedes aegypti. No hay evidencia científica que así lo compruebe.

-    Es FALSO que el chikunguña repita. Este virus deja inmunidad de por vida. Lo que sucede es que en 2 por ciento de los casos pueden presentar cronicidad y los síntomas, como dolores e inflamación articular, pueden extenderse más allá de los tres meses.

-    Es FALSO que TODOS los pacientes con chikunguña deban ir de manera inmediata al médico. Esta remisión se debe priorizar para los grupos vulnerables como mujeres en estado de embarazo, personas con enfermedades de base (hipertensión, cardiopatías, cáncer, diabetes y VIH, entre otras), lactantes, menores de 5 años y adultos mayores de 60 cuyo sistema inmunológico tiene una respuesta menor.

-    Es FALSO que las llamadas ‘bombas’, ‘matrimonios’ o “cocteles” sean efectivos para el tratamiento del virus. Lo indicado es reposo, hidratación y manejo de la fiebre y el dolor con acetaminofén (sin superar los 4 gramos al día o 75mg/kg/día);  la automedicación con corticoides puede generar daños renales y en otros sistemas más graves que inclusive el mismo virus.

-    Es FALSO que las aspersiones y fumigaciones con avionetas sean la respuesta para acabar con los potenciales criaderos del mosquito Aedes aegypti. El adecuado manejo de inservibles, cepillar semanalmente las paredes de albercas o donde almacenamos agua, tapar adecuadamente tanques y otros recipientes son algunas de las medidas que la comunidad debe realizar para evitar la proliferación del mosquito.

-    Es FALSO que en pantanos y charcos de agua sucia se reproduzca el vector. El Aedes aegypti y el Aedes albopictus requieren de agua limpia para que la hembra deposite sus huevos y estos se conviertan en potenciales mosquitos que transmiten el virus.

-    Es FALSO que una persona infectada con chikunguña si toma licor muera. Toda persona que padece una enfermedad debe cuidarse y abstenerse de ingerir licor. Un paciente con chikunguña debe mantenerse hidratado y el virus puede afectar de manera severa a grupos vulnerables como mujeres embarazadas, lactantes, menores de 5 años y adultos mayores de 60 años con enfermedades de base.

Volver al Inicio