Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Que las vacaciones no se le conviertan en un dolor de cabeza para su salud


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Que las vacaciones no se le conviertan en un dolor de cabeza para su salud

Ministerio de Salud y Protección Social > Que las vacaciones no se le conviertan en un dolor de cabeza para su salud
 
21/06/2013
Boletín de Prensa No 187 de 2013

 

 Curso de vacaciones

 
 
 - ¡Más videos de cursos de vacaciones! : Adrenalina con fundamento / Aguas con el agua
 
- El Ministerio de Salud y Protección Social reitera las medidas de prevención para la comunidad durante las vacaciones de mitad de año.
 
Bogotá, D.C., 21 de junio de 2013.- El Ministerio de Salud y Protección Social orienta a todos los sectores y a la comunidad en general en la promoción de hábitos saludables para reducir el riesgo de adquirir enfermedades tropicales como el dengue, la malaria, diarreas agudas y problemas ocasionados por exceso de exposición al sol.
 
En consecuencia, la Dirección de Promoción y Prevención aconseja seguir en detalle las siguientes recomendaciones para la prevención de Enfermedades Transmitidas por Vectores:
 
• Tape adecuadamente los tanques de almacenamiento. Antes de hacerlo, constate que en los recipientes donde hay agua estancada no existan larvas.

• Lave y cepille fuertemente (con cloro), una vez a la semana, los recipientes en donde se almacena agua como tanques, albercas, baldes, cubos, palanganas, entre otros. Si el recipiente contiene agua, hágalo por encima de este nivel.

• Tape los recipientes donde almacena el agua sin dejar pequeñas aberturas para evitar que los mosquitos entren a depositar sus huevos.
 
• Mantenga bien tapados todos los recipientes donde almacena agua para uso doméstico. 
 
• Elimine el agua estancada de recipientes, charcos, llantas y otros objetos.
 
• Perfore las llantas de los parques infantiles para que no se acumule agua.

• Si hay floreros dentro o fuera de la casa, cámbieles el agua cada tres días.

• Destruya elementos donde se pueda acumular agua que puedan servir de criaderos de larvas.

• Cambie diariamente el agua de los bebederos de los animales.

• Use ropa adecuada, como camisas de manga larga y pantalones largos.

• Utilice repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas.

• Use mosquiteros o toldillos en las camas, sobre todo cuando hay pacientes enfermos, para evitar que se infecten con nuevos mosquitos, o en los lugares donde duermen los niños.
 
 
También formula unos consejos para la prevención de las Enfermedades Transmitidas por Agua y Alimentos:
 
• Lave sus manos con agua y jabón, o con una solución de alcohol glicerinado, antes de preparar los alimentos y comer, después de ir al baño, al cambiar los pañales de un bebé, después de limpiar un niño que ha ido al baño, después de sonarse, toser o estornudar, antes y después de dar cuidados a un enfermo, después de tocar animales o sus desechos y cuando estén visiblemente sucias.

• Cocine completamente los alimentos, especialmente los de mayor riesgo de contaminación, como carne, pollo y pescados.

• Mantenga los alimentos a temperatura segura, ya sea fría o caliente.

• Evite cocinar grandes cantidades de alimentos. Si estos no se van a consumir en un tiempo corto, y si no se tiene refrigerador, es preferible comprarlos frescos.
 
• Compre los alimentos en sitios reconocidos y de confianza, especialmente los pescados, mariscos y crustáceos.
 
• Lave las frutas y hortalizas con agua segura antes de su consumo.
 
• Fomente la lactancia materna.
 
Exposición al sol:
 
Otra de las medidas de prevención que se promueve es evitar la exposición directa al sol, en especial entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, porque es el período durante el cual la radiación solar es más potente. Manténgase hidratado (preferiblemente con agua) y usar protector solar así como elementos de protección directa contra el sol (sombrero, gorra, gafas, entre otros).
 
El exceso de exposición al sol es uno de los factores determinantes en el desarrollo del cáncer de piel, por lo que el Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta también invita a tener en cuenta estas precauciones:
 
• El número asociado a los protectores solares (30, 50, 90, etc.) es el factor de protección solar que corresponde a la cantidad en tiempo que un protector solar nos permite exponernos al sol sin que la piel se torne roja. Es decir, si a una persona se le enrojece la piel después de 10 minutos de exposición solar, un protector solar 50, lo protegerá 50 minutos adicionales, al cabo de los cuales deberá aplicarlo de nuevo.
 
• Use el protector solar media hora antes de salir al sol. Hágalo de manera abundante y homogénea, porque si utiliza una capa muy delgada o lo frota vigorosamente sobre la piel no se protegerá adecuadamente. Recuerde que debe renovar el protector cada tres o cuatro horas para que actúe permanentemente.
 
• Si su piel es sensible a los rayos solares deberá utilizar prendas de manga larga para evitar quemaduras y daños en la piel.
 
Como consecuencia de la disminución de las lluvias se corre el riesgo del desabastecimiento de agua potable, por lo que se reitera tener un adecuado uso de los recursos hídricos. También se debe evitar que se generen incendios forestales por el aumento de las temperaturas.
 
Volver al Inicio