Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Detección, intervención breve y referencia a tratamiento, herramientas para la prevención de consumo de alcohol


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Detección, intervención breve y referencia a tratamiento, herramientas para la prevención de consumo de alcohol

Ministerio de Salud y Protección Social > Detección, intervención breve y referencia a tratamiento, herramientas para la prevención de consumo de alcohol
Texto descriptivo de la imagen
25/09/2013
Boletín de Prensa No 328 de 2013

 
 
 
 
- La atención primaria en salud y su afectación en los determinantes sociales que intervienen en el consumo de alcohol y otras sustancias son algunas de las estrategias desarrolladas por Min Salud y la Organización Panamericana de la Salud para afrontar este flagelo.
 
Bogotá, D.C., 25 de septiembre de 2013.-  Ante el incremento del consumo de sustancias psicoactivas y el alcohol, el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud adelantan el taller regional sobre la implementación de programas DIT (Detección, Intervención Breve y Referencia al Tratamiento) para fortalecer la capacidad de planeación estratégica frente al tema.
 
En la instalación del evento, el Viceministro de Salud y Prestación de Servicios, Fernando Ruíz Gómez, explicó que de acuerdo con estudios en Colombia y en otros países que el riesgo por consumo de sustancias psicoactivas ilegales está asociado a la edad en que se inicia el consumo de alcohol. La prevalencia, en cualquier momento de la vida, de consumo de sustancias como la marihuana, cocaína y heroína (sumadas las tres) se estimó para el 2008 en 26,0% entre personas que iniciaron el consumo de alcohol antes de los 14 años y del 2,5% entre quienes iniciaron el consumo de alcohol después de esta edad.
 
“La apuesta del Ministerio de Salud está enfocada en tres temas fundamentales: la atención primaria en salud de cómo los determinantes sociales intervienen en el consumo del alcohol y que a través del Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021 y de la Ley de Salud Mental 1616 de 2013 se abordan estrategias para la prevención y reducción del consumo”, dijo.
 
“El segundo aspecto tiene relación a que el Plan de Beneficios tanto del régimen contributivo como del subsidiado integran actividades de salud mental que garanticen el acceso a los servicios de salud para que este complejo tema sea abordado desde la salud pública y no solamente como un asunto judicial”.
 
Ruíz Gómez destacó que otro de los aportes es la acción que realiza Colombia a través de la adopción de la Ley Anti Tabaco, y destacó la reciente decisión del Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca en la que dio la razón al Ministerio frente a las demandas interpuestas sobre etiquetado en las cajetillas de cigarrillos.
 
Ante la representante en Colombia de la OPS/OMS, Gina Watson, el Viceministro destacó el constante acompañamiento brindado por este organismo en los procesos de construcción de la política y en volver operativos el plan nacional y territorial.
 
“Dentro de las acciones contemplamos proveer al Estado Colombiano de herramientas que brinden conocimiento aplicado en el campo de la identificación, evaluación, planeación, inducción, tratamiento, administración de recursos, supervisión y el fortalecimiento de la capacidad de respuesta territorial con base en la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas y su Impacto. Esto lo logramos a través del entrenamiento en programas de detección temprana, intervención breve y referencia a tratamiento, que busca mejorar el acceso al tratamiento de todas las personas cuyas vidas están afectadas por el abuso de las drogas”, puntualizó.
 
Por su parte, la representante en Colombia de la OPS/OMS señaló que el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas ocupa el tercer lugar en el mundo en carga de morbilidad.
 
“El alcohol y el tabaco son las dos únicas drogas lícitas en el mundo y constituyen un riesgo para la salud pública de nuestros países. Ese impacto aún no se ha podido determinar pero estamos profundamente obligado a acompañar al Gobierno Colombiano porque este tema no solo es responsabilidad del sector salud sino que compete a toda la sociedad”, dijo la señora Watson.
Volver al Inicio