Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Calidad en servicios, clave para reducción de embarazos adolescentes


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Calidad en servicios, clave para reducción de embarazos adolescentes

Ministerio de Salud y Protección Social > Calidad en servicios, clave para reducción de embarazos adolescentes

Es una prioridad nacional reducir a cero los embarazos y nacimientos en niñas menores de 14 años.

24/09/2018
Boletín de Prensa No 132 de 2018

​​- Acciones intersectoriales han contribuido a la disminución de embarazos en la adolescencia.​

Bogotá, D.C., 24 de septiembre de 2018.  Fortalecer la implementación de las rutas de promoción y mantenimiento de la salud y materno perinatal para que los adolescentes y jóvenes reciban una mayor información sobre derechos sexuales y reproductivos​, e incrementen el acceso a métodos anticonceptivos efectivos, es una de las acciones para continuar la reducción de embarazos en la adolescencia en Colombia.

También se incrementarán las acciones para que las instituciones de salud continúen prestando servicios diferenciados y amigables para los adolescentes y jóvenes, lo que contribuirá a reducir las brechas de acceso, mejorar la calidad y aumentar la cobertura e intervenciones en salud sexual y reproductiva.
 
Este trabajo seguirá liderado por la Comisión Nacional Intersectorial para la Garantía de los Derechos Sexuales y Reproductivos, según la cual los logros alcanzados son el resultado de la implementación de una política de Estado orientada a la atención integral de niños, niñas y adolescentes con énfasis en la prevención del embarazo en la infancia y adolescencia para el periodo 2015 -2025.

Avances y retos 

Según estimaciones realizadas a partir de las estadísticas vitales del DANE, Colombia ha logrado una disminución en la fecundidad adolescente. En el grupo de mujeres de 15 a 19 años pasó de 72 nacimientos por cada 1.000 mujeres en el año 2012, a 61 nacimientos por cada 1.000 mujeres en el año 2016. Esta reducción se traduce en 26.000 nacimientos menos en este grupo poblacional.

Este logro ha sido posible por las decisiones tomadas por autoridades locales, entre ellas la de incluir en sus procesos de planeación intervenciones basadas en la evidencia científica, además de asignar recursos conjuntos, para afectar los determinantes que inciden en el embarazo en la adolescencia a través de como los servicios de salud sexual y reproductiva, el acceso efectivo a métodos anticonceptivos, la educación integral para la sexualidad, estrategias de cultura, recreación, deporte, participación y movilización social.

A pesar de que la fecundidad adolescente en el grupo de 15 a 19 años de edad se ha reducido, los embarazos y nacimientos en niñas de 10 a 14 años no han disminuido significativamente; en promedio se presentan 6.000 na-cimientos cada año. Por esto, reducir a cero los embarazos y nacimientos en niñas menores de 14 años es un reto y compromiso como sociedad y Estado en cumplimiento de los Objetivos Desarrollo Sostenible (ODS) por el impacto que estos ocasionan en los proyectos de vida.


Bajo el lema “Construyendo mis sueños, alcanzo lo que quiero”, del 24 al 30 de septiembre se llevará a cabo la Semana Andina para la Prevención del Embarazo en la Adolescencia, una iniciativa de los ministerios de Salud de la subregión andina, quienes reconocieron hace una década que las consecuen-cias del embarazo en adolescentes son un problema de salud pública en el área y declararon prioritario construir planes nacionales intersectoriales.

Una de las actividades programadas con adolescentes y jóvenes durante esta semana, es la estructuración de propuestas participativas que sean consideradas para la elaboración del plan de desarrollo nacional y los planes territoriales de salud.

De la Comisión Nacional Intersectorial hacen parte los ministerios de Salud y Protección Social, de Educación Nacional, de Cultura, de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el Instituto Colombiano de Bienestar Fa-miliar (ICBF), la Dirección del Sistema Nacional de Juventud Colombia Joven, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, el Departamento Na-cional de Planeación (DNP), y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), con el apoyo técnico del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).
Volver al Inicio