Boletín de prensa 093 de 2011

 

- Deben hacerlo las personas que salgan a zonas de alto riesgo y las Secretarías de Salud deben indicar los lugares en donde los viajeros pueden hacerlo gratuitamente

 

Bogotá, abril 12 de 2011. El Ministerio de la Protección Social hizo un llamado a las personas que van a viajar en Semana Santa, especialmente a la Sierra Nevada de Santa Marta, a la zona del Catatumbo, a la Amazonía, Orinoquía y a los parques que se encuentran en el piedemonte de la cordillera oriental, para que se vacunen contra la Fiebre Amarilla, diez días antes de salir de sus ciudades, o porten su carné de vacunación si ya se inmunizó.

 

“Todas las personas entre 1 y 60 años de edad que se vayan a estas zonas deben vacunarse, a excepción de aquellas que presenten alergia al huevo o las que se encuentren en una situación de inmunosupresión, como por ejemplo, las personas que conviven con el Virus del VIH, cáncer, leucemia o que padezcan enfermedades del timo”, señaló Martha Patricia Velandia González, Coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones del Ministerio.

 

La vacuna se aplica gratuitamente, gracias a que el Ministerio de la Protección Social la adquiere y la suministra a las secretarías departamentales y distritales de salud, por lo cual es importante que estas entidades informen sobre los lugares a donde los viajeros pueden ir a vacunarse. De igual forma, lo pueden hacer en los terminales terrestres y aéreos. Recomendó a las personas viajar con el carné de vacunación debido a que este es un requisito para el ingreso a los parques naturales y las autoridades verificarán que tenga una vigencia, mínima, de diez días de anterioridad a la fecha de la visita.

 

¿Qué es la Fiebre Amarilla?

Es una enfermedad de áreas selváticas, en Colombia los casos se producen por invasión de los seres humanos a hábitat salvajes. Afecta más a la población masculina y es de alta letalidad.

 

¿Cómo se transmite? La fiebre amarilla tiene dos ciclos de transmisión, uno selvático y otro urbano. La selvática es una zoonosis, es decir, una enfermedad que se transmite de los animales a los seres humanos. En la naturaleza diferentes especies de primates son reservorios del virus de la fiebre amarilla. Estos primates también son víctimas de la enfermedad, por lo que una señal de alerta para los sistemas de vigilancia es encontrar en los bosques esqueletos de estos animales muertos.

 

Los seres humanos resultan infectados accidentalmente cuando ingresan a la selva y son picados por un mosquito que se ha infectado de un mico enfermo. La fiebre amarilla urbana, se transmite cuando un ser humano infectado ingresa a una población donde se encuentra el vector Aedes Aegypti, es picado por él y luego el mosquito trasmite la enfermedad a otro ser humano.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Luego que el mosquito infectado ha picado una persona se inicia un período de incubación, que varia de 3 a 6 días. El paciente puede presenta fiebre de inicio súbito, dolor de cabeza, malestar general, vomito, color amarillo en piel y mucosas y dolores en los músculos y articulaciones. Posteriormente el paciente presenta una leve recuperación y finalmente empeora presentando vomito o deposiciones con sangre, el color amarillo de piel y mucosas se incrementa, puede llegar a presentar shock y finalmente puede morir.

 

¿Cómo se previene?
La prevención se hace a través de la vacuna antiamarílica. Se recomienda que su aplicación sea 10 días antes de viajar a la zona de riesgo, por que es el tiempo en el cual la vacuna comienza a cumplir su objetivo de protección La aplicación de una sola dosis confiere inmunidad en casi la totalidad de los vacunados, por más de 30 años.

 

De manera individual con repelente, que debe ser aplicado en las zonas de la piel que no cubre la ropa y queden al descubierto y siempre por encima del protector solar, cada cuatro horas o según las indicaciones del producto. Además se debe evitar la exposición a las picaduras de mosquitos en las horas donde estos son más activos, en la madrugada, entre 5 y 6 de la mañana y al anochecer, entre 5 y 6 de la tarde.