Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

“Nuestros sistemas de salud han enfrentado el desafío más grande”


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 “Nuestros sistemas de salud han enfrentado el desafío más grande”

Ministerio de Salud y Protección Social > “Nuestros sistemas de salud han enfrentado el desafío más grande”

Durante su discurso como presidente del 58° Consejo Directivo de la OPS, el ministro Fernando Ruiz Gómez habló de la importancia del trabajo conjunto de los países miembros.

28/09/2020
Boletín de Prensa No 765 de 2020

Audio: Discurso Ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez.

Bogotá, 28 de septiembre de 2020.En el 58° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud se eligió a Colombia como presidente representados por el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez.

En su intervención, el jefe de la cartera de Salud manifestó a los estados miembros el agradecimiento y honor que representa presidir el Consejo Directivo, además de indicar que "nunca como ahora la región de las Américas había enfrentado un reto tan poderoso para su futuro".

"Desde la pandemia de 1918, hace más de un siglo, la salud pública y la seguridad sanitaria de nuestros países, no se había constituido en el centro del Estado y la sociedad, como ahora", aseguró.

Ruiz Gómez indicó que nuestros sistemas de salud han enfrentado el reto más grande con el hecho de responder a una ciudadanía que, con razón, "concibe a la salud como un derecho ligado a la justicia social que hemos construido en los últimos 70 años, mediante la consolidación de la seguridad social en salud".

"Durante el presente año todos los países hemos luchado por la construcción de las capacidades de nuestros sistemas de salud, por el acceso a elementos de protección personal para nuestros trabajadores de la salud, por la expansión de la capacidad instalada de cuidados intensivos, por la consolidación de las capacidades de modelamiento epidemiológico y toma de decisiones tanto en los niveles nacionales como subnacionales", afirmó ante los estados miembros.

En la incertidumbre, que continuará a todavía a lo largo del próximo año, manifestó que existen todavía dos retos fundamentales. El primero, sostuvo, es el "acceso equitativo a la vacuna en un entorno donde los países tienen evidente desventaja en la información y capacidad de negociación frente a los desarrolladores y en donde debemos encontrar y reforzar solidariamente los mecanismos para modular los incentivos económicos frente a las necesidades de nuestros pueblos".

Como segundo reto mencionó la necesidad de abrir las economías para poder asegurar el bienestar de nuestras poblaciones en condiciones de seguridad sanitaria.


Desafío

"Para la Organización Panamericana de la Salud el covid-19 representa un desafío fundamental en sus 117 años de historia y los países que la conforman debemos proyectarla como el instrumento regional esencial para enfrentarlo, así como los desafíos de futuro para la región", dijo el ministro Ruiz Gómez, asegurando que este 58 Consejo Directivo y 72 sesión del Comité Regional de la OMS para las Américas se realizan bajo condiciones excepcionales de virtualidad que ha caracterizado las relaciones sociales, empresariales y personales de nuestras poblaciones a lo largo del presente año.

Durante esta sesión, afirmó, se revisarán temas que permitirán el fortalecimiento de nuestra OPS, robusteciéndola operativa y administrativamente. "Por ello es importante que trabajemos para lograr una Organización vigorizada, que tras las lecciones aprendidas y las experiencias exitosas de verse enfrentada a una pandemia global cuente con mayor capacidad de respuesta y soporte para los sistemas de salud de nuestra región".

Agregó que la OPS es de las Américas y para las Américas, por lo cual invitó a los estados participantes a trabajar en estos días bajo esta premisa para lograr decisiones que la fortalezcan como espacio de diálogo y cooperación regional en pro de la salud de los habitantes de las Américas.

"La labor que tenemos por delante en estos dos días tendrá adicionalmente un impacto que trasciende varias dimensiones; a través de las tareas que adelantamos en materia de salud, tendremos la oportunidad de impactar en el bienestar económico y social de la región, debemos seguir trabajando entonces, por el acceso universal a servicios de salud de calidad, garantizando no solo la respuesta al covid-19, sino también la respuesta a retos como la salud mental, las enfermedades no transmisibles, la salud materno infantil, el envejecimiento saludable y el talento humano en salud entre otros", aseguró el jefe de la cartera de Salud en Colombia.

Finalmente reiteró que Colombia agradece a los países miembros la confianza para presidir este Consejo Directivo. "Sea esta la oportunidad como estados miembros de asumir los retos que nos han impuesto a llevar a cabo unas discusiones provechosas que nos permitan proyectar un futuro de oportunidades para nuestros pueblos", concluyó.


Discurso del ministro de Salud de Colombia, Fernando Ruiz Gómez, como presidente del 58 Consejo Directivo de OPS - 28 de septiembre de 2020

Muchas gracias, señor ministro Salas, por su excelente labor en ejercicio de la presidencia. Es un honor para mí y para mi país asumir la presidencia de este Consejo Directivo.

Nunca como ahora la región de las Américas había enfrentado un reto tan poderoso para su futuro. Desde la pandemia de 1918, hace más de un siglo, la salud pública y la seguridad sanitaria de nuestros países, no se había constituido en el centro del Estado y la sociedad, como ahora.

Casi 550.000 personas de las Américas han fallecido a causa del covid-19. Nuestros sistemas de salud han enfrentado el reto más grande con el hecho de responder a una ciudadanía que, con razón, concibe a la salud como un derecho ligado a la justicia social que hemos construido en los últimos 70 años, mediante la consolidación de la seguridad social en salud.

Durante el presente año, todos los países hemos luchado por la construcción de las capacidades de nuestros sistemas de salud, por el acceso a elementos de protección personal para nuestros trabajadores de la salud, por la expansión de la capacidad instalada de cuidados intensivos, por la consolidación de las capacidades de modelamiento epidemiológico y toma de decisiones tanto en los niveles nacionales como subnacionales.

En la incertidumbre, que continuará a todavía a lo largo del próximo año, tenemos aún dos retos fundamentales:

1. Acceso equitativo a la vacuna en un entorno donde los países tienen evidente desventaja en la información y capacidad de negociación frente a los desarrolladores y en donde debemos encontrar y reforzar solidariamente los mecanismos para modular los incentivos económicos frente a las necesidades de nuestros pueblos.

2. La necesidad de abrir nuestras economías para poder asegurar el bienestar de nuestras poblaciones en condiciones de seguridad sanitaria.

Para la Organización Panamericana de la Salud el covid-19 representa un desafío fundamental en sus 117 años de historia y los países que la conforman debemos proyectarla como el instrumento regional esencial para enfrentar el covid-19 y los desafíos de futuro para la región. Este 58avo Consejo Directivo y 72 sesión del Comité Regional de la OMS para las Américas se realizan bajo condiciones excepcionales de virtualidad que ha caracterizado las relaciones sociales, empresariales y personales de nuestras poblaciones a lo largo del presente año.

Durante esta sesión revisaremos temas que permitirán el fortalecimiento de nuestra OPS, robusteciéndola operativa y administrativamente; por ello es importante que trabajemos para lograr una Organización vigorizada que, tras las lecciones aprendidas y las experiencias exitosas de verse enfrentada a una pandemia global, cuente con mayor capacidad de respuesta y soporte para los sistemas de salud de nuestra región.

La OPS es de las Américas y para las Américas, por lo que invitó colegas, a que trabajemos estos días con esta idea para lograr decisiones que la fortalezcan como espacio de diálogo y cooperación regional en pro de la salud de los habitantes de las Américas.

La labor que tenemos por delante en estos dos días tendrá adicionalmente un impacto que trasciende varias dimensiones: a través de las tareas que adelantamos en materia de salud tendremos la oportunidad de impactar en el bienestar económico y social de la región, debemos seguir trabajando entonces, por el acceso universal a servicios de salud de calidad, garantizando no solo la respuesta al covid-19 sino también la respuesta a retos como la salud mental, las enfermedades no transmisibles, la salud materno infantil, el envejecimiento saludable y el talento humano en salud entre otros.

Colombia agradece a los países miembros la confianza para presidir este 58° Consejo Directivo. Sea esta la oportunidad como estados miembros de asumir los retos que nos han impuesto a llevar a cabo unas discusiones provechosas que nos permitan proyectar un futuro de oportunidades para nuestros pueblos.

Gracias.


Volver al Inicio