Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Nuestras emociones clave para hacerle frente a la pandemia


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Nuestras emociones clave para hacerle frente a la pandemia

Ministerio de Salud y Protección Social > Nuestras emociones clave para hacerle frente a la pandemia

Así lo reconoció la subdirectora de Enfermedades No Transmisibles, Nubia Bautista. El Ministerio de Salud y Protección Social dispone de la línea telefónica gratuita 192 opción 4 de componente de salud mental.

21/04/2021
Boletín de Prensa No 492 de 2021

Video de Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles de Minsalud

Bogotá D.C., 21 de abril de 2021. – La actual pandemia ha representado para muchas personas episodios de agobio, ansiedad, estrés o depresión. Es por esto que desde el Ministerio de Salud y Protección Social se ha trabajado de manera contundente en el componente de salud mental, con el fin de atender la situación.

Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles, aclaró que en primera medida se trabaja en la importancia de la salud mental. "Son todas aquellas condiciones que potencian nuestras capacidades para experimentar bienestar, relacionarnos adecuadamente con otras personas, contribuir a la comunidad. Es un estado dinámico que cambia todos los días y que nos permite adaptarnos a los distintos retos de la vida cotidiana", indicó.

Se entiende así que la salud mental es un capital fundamental para el desarrollo del individuo, de los que queremos, las familias y las comunidades. "La salud mental no es sinónimo de atención a los trastornos mentales, que si bien existen y deben ser reconocidos, se les debe retirar el estigma que los relaciona con la violencia, la marginación y lo amenazante", sostuvo la también médica psiquiatra.

Con esto se debe comprender que, dadas las actuales condiciones mundiales de pandemia, es normal sentir emociones de rabia o frustración. Reconoce la experta que estamos en una situación excepcional en donde se han hecho enormes adaptaciones como llevar el trabajo a la casa, acompañar de cerca a niños, ancianos y enfermos, redistribuir los tiempos y manejar de otras maneras las relaciones con amigos, familiares y compañeros de trabajo o estudio.

"Entonces que todos estos cambios no nos generen ninguna emoción sería realmente extraño. Para todos es novedoso, ha sido retador y en esa medida experimentar tristeza, angustia, nostalgia por lo que fue y no va a volver ser, preocupación, inquietud, problemas en el sueño o falta de apetito, todo esto es normal", dijo la funcionaria.

De esta manera la invitación de Bautista es a reconocer todo lo que está pasando y no permitir que impacte nuestra vida cotidiana, nuestras relaciones y el desempeño.


Aceptar, reconocer y expresar

Para la subdirectora lo primero es reconocer que la nueva normalidad está ahí. "Entender que nuestra realidad ha cambiado, que la vida cotidiana es otra, que portar el tapabocas es una necesidad incluso dentro del hogar, que no podemos hacer reuniones familiares que en muchas ocasiones son una fuente de nutrición emocional importante", dijo.

Añadió que debemos modificar nuestras rutinas de recreación, de actividad deportiva y lúdica. Además, que hay que reconocer que la situación ya es así y que por ende se deben hacer cambios y modificaciones para afrontar el estrés.

En segundo lugar "además de aceptar que la realidad es como es, también reconocer las emociones que estamos teniendo: la preocupación, el enojo, la angustia, la tristeza, la nostalgia, la rabia, la sobrecarga del cuidado de otras personas o los conflictos que puede generar estar tanto tiempo con las mismas personas", enfatizó la experta.

El tercer paso es poder hablar de las emociones que tenemos, por ejemplo, escribir, hacer actividades artísticas o conversar con alguien para transmitir lo que sentimos, incluso con un profesional en salud mental si es necesario.

"Entonces aceptar, reconocer y expresar son la clave para poder manejar el estrés que estamos viviendo todos", puntualizó al respecto.


Redes de apoyo

Bautista reconoce que dadas las actuales dinámicas de la sociedad, cada vez es más difícil dejar cuidando un niño con la vecina o un familiar, lo cual era común hasta hace unas décadas. "Las redes de apoyo ahora son de otra manera, la gente no se habla con sus vecinos. Es muy importante fortalecer esas redes", indicó.

Otro recurso son los profesionales, de los cuales hay de primera línea como lo es el canal de atención telefónico 192 opción 4 del Ministerio de Salud y Protección Social, el cual es gratuito y está dispuesto las 24 horas del día los 7 días de la semana para apoyar a través de profesionales expertos a las personas que tienen necesidades en salud mental.

Añadió Bautista que desde allí "se ofrecen primeros auxilios, contención en el momento de crisis, información y orientación a los servicios sociales de salud".

También están las líneas de atención en salud mental territoriales, un sitio web desarrollado con la Presidencia de la República (coronaviruscolombia.gov.co) donde hay recursos para el cuidado de la salud mental y por supuesto están las EPS e IPS que han abierto líneas de atención en este componente y que cuentan además con psicólogos y psiquiatras para apoyar a las personas.

 

 


Volver al Inicio