Boletín de Prensa No. 004 de 2011

 

  • La prioridad son los niños, los adultos mayores y las mujeres embarazadas, ubicadas en los albergues

 

Bogotá, 5 de enero de 2011.- Para continuar con el plan de intensificación de vacunación entre la población afectada por la ola invernal, el Ministerio de la Protección Social, distribuyó 50 mil dosis de vacuna contra hepatitis A y 50 mil contra influenza estacional, ente los departamentos más afectados por la emergencia causadas por las lluvias.

 

La aplicación de la vacuna contra la hepatitis A será para niños y niñas entre 1 y 9 años que se encuentren en los albergues, mientras que la de influenza estacional será para los adultos mayores de 60 años, personas que tengan alguna enfermedad crónica y mujeres en segundo y tercer trimestre de embarazo, que se encuentran también en los albergues considerada la población más propensa a enfermar por influenza.

 

“El propósito es que el personal de salud llegue hasta los albergues, haga la identificación de la población susceptible e inicien la vacunación. Para contar con personal suficiente, el Ministerio giró a las entidades territoriales recursos adicionales para que contraten los vacunadores necesarios” señaló Martha Patricia Velandia González, Coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones del Ministerio de la Protección Social.

 

La distribución por departamentos es la siguiente:

Departamento

Dosis Hepatitis A

Dosis Influenza

Antioquia

3.000

2.400

Atlántico

7.000

5.600

Bolívar

6.000

9.500

Boyacá

700

600

Cauca

3.000

2.400

Cesar

2.100

1.800

Chocó

4.000

3.200

Córdoba

5.000

4.000

Cundinamarca

600

600

La Guajira

6.000

5.400

Magdalena

3.000

7.000

Nariño

1.300

1.000

N. de Santander

800

600

Risaralda

800

600

Santander

1.100

800

Sucre

3.600

2.900

Valle

2.000

1.600

Total

5.000

5.000

 

Esta es la segunda entrega que hace el Ministerio para la población damnificada, a finales de diciembre de 2010, 10 mil dosis de vacuna contra la hepatitis A fueron enviadas a los departamentos de la Costa Atlántica más afectados por la temporada invernal.