Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Las señales del humo del tabaco: 88 muertos cada día


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Las señales del humo del tabaco: 88 muertos cada día

Ministerio de Salud y Protección Social > Las señales del humo del tabaco: 88 muertos cada día

​MinSalud y OPS/OMS presentarón campaña 'Señales del humo', a propósito de la celebración del Día Mundial sin Tabaco.

27/05/2019
Boletin de Prensa No 093 de 2019

- El ministro Juan Pablo Uribe presentó, a propósito de la próxima celebración del Día Mundial sin Tabaco, la iniciativa 'Señales del humo', para prevenir el consumo de esta sustancia.



Bogotá, 27 de mayo de 2019.- Cada hora, en el país fallecen, aproximadamente, cuatro personas por adicción al tabaco según las estadísticas oficiales.

La cifra fue dada a conocer este lunes por Juan Pablo Uribe Restrepo, ministro de Salud y Protección Social, al hacer un llamado de atención a los colombianos para que no fumen y no expongan a sus hijos y demás familiares, amigos y conocidos al tabaco o a su humo.

El ministro Uribe, en el lanzamiento del programa 'Señales del humo' –a propósito de que el próximo viernes será el Día Mundial sin Tabaco–, insistió en que hay que seguir perseverando en los esfuerzos colectivos e individuales para dejar de fumar.

"Las señales del humo en nuestras vidas son enfermedades y muerte, además de infecciones, caries, mal aliento y otras molestias, por ello es muy importante para todos nosotros, como personas y sociedad que cada vez dejen de fumar más personas; el tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles y es una prioridad en salud pública", aseguró el Ministro.

Fumar, explicó, daña muchos órganos del cuerpo y causa enfermedades cardíacas, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y varios tipos de cáncer entre ellos el de pulmón, garganta y riñón. Las fumadoras, además, tienen menos probabilidad de quedar embarazadas y corren mayor riesgo de aborto y probabilidad de embarazos ectópicos y que su bebé nazca prematuramente, con labio leporino, paladar hendido y peso anormal.

El Ministro resaltó que quienes no fuman, pero inhalan el humo, pueden padecer de cáncer de pulmón. "El humo de tabaco en el ambiente causa enfermedades y muerte prematura en niños y en adultos que no fuman, irrita las vías respiratorias y tiene efectos dañinos inmediatos en el corazón de las personas y en los vasos sanguíneos", manifestó.

Los niños también sufren consecuencias al estar expuestos al humo: tienen riesgo mayor de padecer síndrome de muerte súbita del lactante, infecciones de oídos, resfriados, neumonía y bronquitis. También hace más lento el crecimiento de sus pulmones y puede causarles tos, silbidos en el pecho y sensación de falta aire.

La atención de las enfermedades derivadas del consumo y exposición al tabaco, señaló el Ministro, le cuesta a la Nación, anualmente, 4,7 billones de pesos.

La Encuesta Nacional de Tabaquismo en Jóvenes, de 2017, estableció, por prevalencia, que si bien el consumo en universitarios y escolares ha disminuido en los recientes 10 años, preocupa el uso de otros productos como los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN).

Entre estos últimos están los llamados cigarrillos electrónicos o vapeadores y el narguile, que, según la evidencia científica disponible, también causan severos problemas en la salud.

"El Ministerio está revisando la evidencia y las experiencias regulatorias, que están muy inclinadas a tratar a los SEAN como productos del tabaco –que de hecho lo tienen–, es decir, que no son inocuos. En este sentido, queremos avanzar con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud y otras instituciones que han analizado el tema", señaló el Ministro.

Según la Encuesta de Calidad de Vida de 2018, del DANE, las regiones con mayor consumo de tabaco son Antioquia (9,5%), Bogotá (9,3%), Valle del Cauca (7,6%), la Central (7,5%) y la Oriental (7%). Donde menos se consume son San Andrés (4,3%), Orinoquia (5,3%), el Caribe (5,3%) y la Pacífica (6,1%).

"Hay que dejar de fumar y quienes no lo han hecho, se deben abstener. Debemos insistir en los programas de información y de comunicación para que no se crea que los riesgos y enfermedades derivadas del tabaco son menores y que todas las cifras se vuelvan a incrementar. Igualmente hay que seguir promoviendo los derechos de los no fumadores, como son el de respirar aire puro libre de humo de tabaco y sus derivados", concluyó el ministro Uribe.


Volver al Inicio