Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

​En marcha, ruta de atención a la niñez con desnutrición aguda

Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 ​En marcha, ruta de atención a la niñez con desnutrición aguda

Ministerio de Salud y Protección Social > ​En marcha, ruta de atención a la niñez con desnutrición aguda

Presidente Iván Duque presentó trabajo intersectorial para atender desnutrición infantil.   

13/10/2018
Boletin de Prensa No 158 de 2018

El plan del Gobierno contempla un trabajo intersectorial para reducir de manera gradual la mortalidad asociada a la desnutrición.


Uribia (La Guajira), 13 de octubre de 2018.- El presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó la ruta intersectorial de atención a niños y niñas con desnutrición aguda, con la cual el Gobierno Nacional busca reducir de manera gradual la mortalidad asociada con esta problemática.

“Para mí la atención en desnutrición con enfoque en salud pública es fundamental”, dijo el presidente Duque recordando que una de sus promesas de campaña es garantizar que los niños reciban los micronutrientes necesarios para su desarrollo. “Esa es una obsesión, por lo que invito a conformar una mesa de trabajo intersectorial para mejorar los indicadores en atención a la niñez”, añadió.
 
Durante el taller Construyendo País celebrado en Uribia, el presidente destacó que se trata de un esfuerzo intersectorial en cabeza del Ministerio de Salud y Protección Social y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), así como de la Comisión Intersectorial de la Primera Infancia, el cual cobijará, además, a las mujeres en embarazo con bajo peso gestacional.
 
La ruta tiene tres pasos, que abarcan un manejo integral, para encaminar las acciones hacia la reducción de la mortalidad asociada a la desnutrición.

1. Identificación, detección y remisión: la realizan los equipos extra murales de identificación y gestión de riesgo, con el apoyo del ICBF, a través de las valoraciones antropometricas, el Departamento de Prosperidad Social, con sus cogestores de la Estrategia Unidos y las ESE, IPS y EPS.
 
2. Atención a la desnutrición aguda: se define e implementa el tratamiento hospitalario –si el menor tiene una comorbilidad o si es menor de seis meses- o ambulatorio. Cada caso es reportado al Sistema de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila).
 
El ICBF y el DPS hacen acompañamiento a las familias y deben reportar a cada entidad territorial cuando encuentren casos que no tengan adherencia al tratamiento.
 
3. Gestión para la inclusión de las familias de los niños en los programas de apoyo alimentario: los servicios de salud consolidan los casos que han terminado el proceso de recuperación nutricional, mientras que el ICBF y el DPS verifican su oferta de servicios y tramitan la vinculación de las familias a sus programas.
 
La implementación de la ruta iniciará con un plan piloto en el departamento de La Guajira. El ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, explicó que durante las próximas dos semanas culminará el diseño de la ruta, entre noviembre y diciembre se realizará la concertación con las comunidades indígenas, y su implementación total empezará en 2019.

“Hay 36 equipos extramurales trabajando en terreno identificando niños con riesgo de desnutrición, además hemos intervenido en un trabajo muy coordinado con el ICBF, para recuperar a cerca de 620 niños que tenían desnutrición aguda”, resaltó el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, en su intervención en el Taller Construyendo País.
 
Paralelo a este proceso, el ICBF adelanta las adecuaciones programáticas, mientras que desde el sector salud continúa el fortalecimiento de las capacidades del talento humano de las secretarías de salud, las EPS e IPS y del personal de la seccional del ICBF en identificación y manejo, así como en uso de la ruta.
 
“En el caso de La Guajira –explicó el ministro- es fundamental la continuidad de los 36 equipos extramurales que cubren los municipios de Uribia, Manaure, Maicao, Riohacha y Dibulla, ya que su trabajo es fundamental para la detección y el tratamiento oportuno de los casos; son además ellos quienes los canalizarán hacia el ICBF para que continúen con el apoyo alimentario”.
 
En 2017 y gracias la optimización de los mecanismos de vigilancia epidemiológica y del accionar de los equipos de identificación y gestión del riesgo, se presentaron 51 casos menos de mortalidad asociada a la desnutrición que en 2016.

Volver al Inicio