Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

El equilibrio de las labores del hogar en época de cuarentena


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 El equilibrio de las labores del hogar en época de cuarentena

Ministerio de Salud y Protección Social > El equilibrio de las labores del hogar en época de cuarentena
28/05/2020
Boletín de Prensa No 297 de 2020

- El reconocimiento del hogar como un espacio de trabajo y la necesidad de involucrar todos los miembros en las labores de casa son algunas de las recomendaciones.

Bogotá D.C., 28 de mayo de 2020. – El Ministerio de Salud y Protección Social a través de la Dirección de Promoción y Prevención entregó orientaciones para promover la salud de las mujeres, en particular incorporando el enfoque de género en el entorno del hogar y fuera de él durante el aislamiento obligatorio.

"Frente a la actual situación de aislamiento obligatorio y los cuidados que se deben tener ante el covid-19 se ha generado una recarga de trabajo en los hogares que generalmente recae sobre las mujeres, desencadenando inequidades en la asignación desproporcionada de las labores del hogar, sin involucrar a los demás miembros de la familia", dijo Ana María Peñuela, de la Dirección de Promoción y Prevención del MinSalud.

En cuanto a las actividades demandantes que hoy viven las mujeres, Peñuela aseguró que ante los retos que implica trabajar, ya sea en casa o fuera de esta, "las mujeres son quienes asumen más frecuentemente el cuidado de la familia, las labores de la casa como la limpieza, el cuidado de los niños, niñas, adolescentes y personas mayores o con discapacidad, así mismo, a esta situación se suman actos de violencia de las que son víctimas en el entorno del hogar y fuera de él".

 

Recomendaciones

  • Reconocer que el hogar también es un espacio de trabajo, como son las labores de limpieza, preparación de alimentos y de cuidado, entre otras.
  • Los trabajos del hogar no son de responsabilidad exclusiva de las mujeres, también los hombres y en general todos los miembros de la familia deben participar y ser actores de estas actividades.
  • Se recomienda formar a los niños, niñas y adolescentes en la realización de labores de cuidado de manera equitativa de acuerdo a su edad.
  • Propiciar espacios que permitan la expresión de emociones, sentimientos y situaciones que viven las mujeres y niñas, en los diferentes entornos, con el fin de identificar sus necesidades y apoyarlas de forma positiva.
  • Implementar y fortalecer espacios seguros para niñas y mujeres en el hogar, el lugar de trabajo, en el espacio público y demás sitios donde puedan ser víctimas de violencia por discriminaciones y estigmas por razones de género, en especial cuando hacen parte de grupos poblacionales: migrantes, grupos étnicos, en situación de prostitución, discapacidad, profesionales de la salud, entre otras.
  • Fortalecer las redes sociales e institucionales para la redistribución de los trabajos de cuidado, así como para la identificación de situaciones de riesgo para violencias que pueden presentarse dentro de sus relaciones de pareja, familiares y comunitarias. Las mujeres trabajadoras de servicios de salud requieren apoyo especial, pues además pueden ser víctimas de violencia por situaciones de estigma y discriminación a falta de información sobre la pandemia.
  •  Se deben establecer medidas de bienestar por parte de las organizaciones privadas y públicas empleadoras, en el desarrollo de  actividades de teletrabajo y jornadas flexibles de hombres y mujeres a cargo de personas que requieren cuidados, y reconocer tiempos específicos de la jornada laboral para su atención, teniendo en cuenta que durante la pandemia niños, niñas y adolescentes, personas adultas mayores o con discapacidad, se encuentran en el hogar ante el cierre de las escuelas y colegios, centros día, comedores comunitarios y demás servicios sociales.  

Finalmente, Ana María Peñuela, instó al uso de líneas de orientación en salud mental, como la línea 192 opción # 4 y línea 155 ante situaciones de violencia de género, con el fin de buscar ayuda ante eventos relacionados con la activación de rutas de atención o la búsqueda de apoyo terapéutico.

Volver al Inicio