Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Dietas por internet, ¿por qué son un riesgo para la salud?


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Dietas por internet, ¿por qué son un riesgo para la salud?

Ministerio de Salud y Protección Social > Dietas por internet, ¿por qué son un riesgo para la salud?

En el marco del día del Nutricionista–Dietista, Minsalud exalta su labor y emite estas recomendaciones.

11/08/2020
Boletín de Prensa No 588 de 2020

Audio: Elisa María Cadena, subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud y Protección Social.

Bogotá, 11 de agosto de 2020. En la sociedad actual, la información en línea es fácilmente accesible para la mayoría de las personas, principalmente para adolescentes y adultos jóvenes, información que en muchos casos puede afectar nuestra salud y bienestar.

"Las personas hoy en día suele buscar por internet datos sobre salud y nutrición, dietas rápidas para perder peso y cualquier otra referencia que le permita autoevaluar su salud, contrastando de forma autónoma y autodidacta la información sobre diferentes posibilidades de tratamiento", comentó Elisa Cadena, subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud y Protección Social.

Aunque muchas iniciativas e intervenciones de salud y acondicionamiento físico basadas en las redes sociales se sustentan en investigaciones científicas y están dirigidas por equipos calificados de expertos en salud, no toda la información que circula en la web es confiable y, por el contrario, puede generar un impacto eventualmente adverso sobre las decisiones de la vida diaria y el estado de salud.

Recientemente han tenido auge los productos, materiales y métodos y, sobre todo, "dietas" que prometen efectos sorprendentes sobre la salud y particularmente sobre la pérdida de peso. "La inmensa mayoría de dichas dietas carece de evidencia científica y de acompañamiento por parte de un profesional de la salud", comentó Cadena.  

Según los resultados de una investigación estadounidense publicados en el año 2015 en el Journal of Medical Internet Research, casi el 90% de los adultos jóvenes han reportado que confiarían en la información médica y de nutrición que se encuentra en las redes sociales, haciéndolos más vulnerables a acceder a la "información pseudocientífica" relacionada con la alimentación y la nutrición, y exponiéndolos a engaños y riesgos para su salud.

Con relación a esto, Cadena afirmó que la efectividad de algunos métodos para bajar de peso a menudo se comunica de manera engañosa y los usuarios no siempre saben leer e interpretar de forma adecuada la información que reciben.


Riesgos

Entre los riesgos y efectos secundarios de las "dietas" disponibles en la web, que no cuentan con el aval de un profesional se encuentran:

  • Aparición de deficiencias de micronutrientes (vitaminas y minerales) por la falta de aportes dietéticos y manifestación de síntomas asociados, como caída del cabello, debilidad de las uñas, mareos, astenia, entre otros.
  • Presencia de síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.
  • Aumento en el riesgo cardiovascular y de alteraciones hepáticas, óseas o renales.
  • Fomento de sentimientos de frustración que afectan negativamente al estado psicológico del paciente y desencadenan trastornos del comportamiento, incluso trastornos de la conducta alimentaria, sobre todo en quienes tienen alguna predisposición. Esta situación a veces implica mayor gravedad que el exceso de peso que se pretendía corregir.
  • Promoción de falsos mitos en relación con la alimentación y el estilo de vida, lo cual puede cronificar o sistematizar los hábitos alimentarios de riesgo.
  • Retraso en el inicio de un tratamiento adecuado y orientado, aumentando el riesgo de morbimortalidad.
  • Inducción de cambios en el metabolismo energético que produzcan estados de "resistencia" a la pérdida de peso con la realización de sucesivas dietas, lo cual se conoce como efecto rebote o «yoyo».
  • Generación de gastos económicos en ocasiones muy elevados, en productos que no presentan los efectos declarados.

Adicionalmente, este tipo de "dietas" son difíciles de seguir a largo plazo, por lo cual, cuando la persona las abandona, "aún no ha aprendido a comer saludablemente y tiende a retomar las prácticas inadecuadas que originalmente causaron alteración en su estado nutricional, como, por ejemplo, el exceso de peso", dijo Cadena.

"Por esto, desde el Ministerio de Salud y Protección Social hacemos un llamado a la población colombiana, en especial a los que son consumidores de contenidos relacionado con alimentación y nutrición, con el fin de que sean más críticos frente a los mensajes que reciben, para cuidar su salud y prevenir la aparición de trastornos alimentarios", indicó la subdirectora.

Asimismo, se recomienda siempre consultar a un profesional de la salud, especialmente al nutricionista dietista, quien es el profesional idóneo en el diseño e implementación de dietas o planes de alimentación saludables para individuos y comunidades, diversificados y adaptados a las condiciones particulares de cada contexto.

Los nutricionistas dietistas además son los encargados de promover un adecuado estado de salud y prevenir los factores de riesgo asociados a la dieta, sobre todo en aquellas personas con condiciones de salud especiales que requieren un manejo nutricional específico, en donde la alimentación juega un papel fundamental para evitar o favorecer la aparición de complicaciones.

"Desde el Ministerio de Salud y Protección Social felicitamos su esfuerzo y perseverancia en planificar y educar a las personas sobre alimentación saludable, siendo el acto de comer un momento de socialización que une a la familia. Su labor es indispensable para lograr que los individuos y comunidades nos alimentemos de forma adecuada, logrando así la meta de mantener un adecuado estado de salud y prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con la nutrición, o contribuir con su tratamiento. Felicidades a todos los nutricionistas en su día", concluyó Cadena.

 

Volver al Inicio