Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Desde noviembre, prende la fiesta sin pólvora


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Desde noviembre, prende la fiesta sin pólvora

Ministerio de Salud y Protección Social > Desde noviembre, prende la fiesta sin pólvora

​La campaña hace parte de un trabajo conjunto e intersectorial realizado por el Ministerio de Salud y Protección Social, los institutos Nacional de Salud (INS), Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF) y Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF); la Defensoría del Pueblo, la Policía Nacional y la Procuraduría General de la Nación, así como por la Federación Colombiana de Municipios (FCM).

15/11/2016
Boletín de Prensa No 240 de 2016

- En 2016, se han notificado 288 casos de personas lesionadas por pólvora, de los cuales 129 corresponden a menores de edad.
- Video: prende la fiesta sin pólvora. Más conciencia, cero pólvora
​- Piezas publicitarias de la campaña​

- Rueda de prensa lanzamiento campaña #FiestaSinPólvora

Bogotá (D.C), 15 de noviembre de 2016.  El Gobierno Nacion​al lanza la campaña “Prende la fiesta sin pólvora”, con el objetivo de invitar a los colombianos para que en las próximas fiestas decembrinas y de Año Nuevo se evite el uso de pólvora.

La campaña hace parte de un trabajo conjunto e intersectorial realizado por el ministerio de Salud y Protección Social, los institutos Nacional de Salud (INS), Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF) y Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF); la Defensoría del Pueblo, la Policía Nacional y la Procuraduría General de la Nación, así como por la Federación Colombiana de Municipios (FCM), quienes desde sus funciones persisten en sus esfuerzos para alcanzar una reducción de las personas quemadas y/o lesionadas por pólvora en todo el país.

El ministro Alejandro Gaviria Uribe hizo un nuevo llamado a los alcaldes y gobernadores del país para que fortalezcan las acciones de control sobre la producción, el almacenamiento, el transporte, la comercialización y el uso de pólvora, así como a realizar una vigilancia intensificada de los casos de lesionados que se puedan presentar por no atender las directrices del Gobierno Nacional.

También hizo un llamado a los padres de familia o responsables de los menores de edad, para que NO PERMITAN que ellos manipulen pólvora o cualquier artefacto que pueda causar algún daño o lesión que atente contra su integridad física o ponga en riesgo su vida.

La directora del INS, Martha Lucía Ospina Martínez, presentó el balance final de las celebraciones pasadas. Según las cifras oficiales, entre diciembre de 2015 y enero de 2016, que comprende el periodo de mayor incidencia de quemados por pólvora, se registró un total de 917 casos, lo que corresponde a una disminución del 4,4% (42 casos menos en relación al periodo comprendido entre diciembre de 2014 y enero de 2015).

Al revisar los lesionados por grupo de edad, en el periodo 2015-2016 hubo 386 menores de edad quemados por pólvora, lo que significa una reducción de 22 casos frente al periodo 2014-2015. Respecto a los mayores de 18 años, se registraron 531 lesionados en 2015-2016, lo que significó una reducción de 20 casos respecto a 2014-2015.

Frente al alto número de menores lesionados, Ospina Martínez lamentó que estos sigan expuestos al uso de la pólvora, pese a que la Ley 670 del 2001 prohíbe su manipulación por parte de niños.

“Aunque se observa una disminución de niños quemados con pólvora, por incidencia los menores de edad entre los 10 y 14 años siguen siendo aún los más afectados, ya que por cada 100 mil habitantes 3,9 niños sufren lesiones, mientras en los mayores de edad la incidencia es de 1,62”, reveló la directora del INS.

Características de los lesionados

Del total de casos lesionados, 754 (82,2%) fueron hombres, mientras que el 163 (17,8%) fueron mujeres. En el periodo de vigilancia intensificada entre enero-diciembre se presentaron 3 muertes, 2 de ellas fueron menores de edad.

Al analizar la información por departamentos, las frecuencias más altas se presentaron en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Bogotá, Caldas, Cundinamarca, Tolima, Huila y Norte de Santander. Por su parte las ciudades capitales son las que aportan mayor número de casos como Medellín, Cali, Bogotá, Pasto, Popayán, Pereira y Neiva.

Las lesiones más frecuentes son las quemaduras (842 casos), seguidas de laceración (595), contusión (232), amputación (106), daño ocular (86), fractura (78), daño auditivo (28) y lesiones de vía aérea (8). El sitio anatómico más afectado son las manos y el tipo de artefacto mayor causante de amputaciones fueron los totes, diablitos, papeletas, cohetes y voladores.

En lo corrido de este año 2016, hasta la semana 40 se han notificado al SIVIGILA del Instituto Nacional de Salud 288 casos; de estos, 129 corresponden a menores de 18 años. Los departamentos con mayor número de reportes siguen siendo Antioquia (47 casos), Cundinamarca, Valle del Cauca y Norte de Santander (19 cada uno), Cauca (17), Tolima (16) y Boyacá (15).

Volver al Inicio