Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

¿De dónde vienen las cifras de la salud?


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 ¿De dónde vienen las cifras de la salud?

Ministerio de Salud y Protección Social > ¿De dónde vienen las cifras de la salud?

​La fuente de la información son los actores del sector salud.

03/12/2015
Boletín de Prensa No 327 de 2015

-    Más de 50.000 fuentes primarias se encargan de alimentar las distintas bases de datos del sector.


Bogotá (D.C.), 3 de diciembre del 2015.- Todos los sistemas de salud requieren de estadísticas confiables y rigurosas. Es con base a esta información, que en el caso de nuestro país, el Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS) y las demás entidades del sector toman decisiones de política pública con el fin de garantizar el mayor bienestar para los colombianos. Pero, ¿de dónde vienen las cifras de la salud en Colombia?

En primer lugar, habría que conocer dónde se origina cada uno de los datos que al final permiten llegar a la formulación de indicadores. La fuente primaria de toda la información viene de aquellos actores que conforman el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS): más de 70 Entidades promotoras de salud (EPS), 43 Cajas de compensación familiar (CCF), 40.000 Instituciones prestadores de servicios de salud (IPS), -entre ellas hospitales, clínicas, centros de salud, profesionales independientes, entre otros-, 1.154 entidades territoriales, 1.136 laboratorios farmacéuticos, 23 operadores de información de la Planilla integrada de liquidación de aportes (PILA), 10 Administradoras de riesgos laborales (ARL), el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el Instituto Nacional de Salud (INS), entre otros actores, le reportan su información al MSPS. Se trata entonces de más de 50.000 fuentes primarias. Toda esta información se encuentra soportada en alguna norma, en la que se define la obligatoriedad y las características sobre cómo deben ser reportados los datos.

Una vez la información es reportada, el Ministerio realiza la gestión del dato crudo, el procesamiento y la disposición de la información en una plataforma. En otras palabras, el Ministerio se encarga de realizar los procesamientos necesarios para que la información pueda ser utilizada para los correspondientes análisis. Entonces, ¿con qué información cuenta el sector salud?

•    Afiliación al SGSSS: en esta base de datos se encuentra información de cada uno de los afiliados al Sistema, con datos básicos del afiliado, régimen, tipo de afiliado, tipo de cotizante y tipo de población. Periódicamente las EPS y demás administradoras responsables del aseguramiento en salud reportan las novedades sobre cada uno de los afiliados (e.j. nuevos ingresos, traslados, cambios de régimen, etc). Esta base se conoce como la Base de Datos Única de Afiliados a Salud (BDUA).

•    Prestaciones de salud: consiste en una base de datos con información sobre las atenciones de salud, que se brindan en el marco del sistema. En otras palabras, se trata de las consultas, procedimientos, urgencias, hospitalizaciones y medicamentos a los que cada uno de los pacientes accede. Esta información debe ser reportada mensualmente por parte de las EPS y entidades territoriales. La base de datos se conoce como el Registro Individual de Prestaciones en Servicios de Salud (RIPS).

•    Nacimientos y defunciones: en esta base de datos se registran los nacimientos y las defunciones ocurridos en el país, los cuales son reportados al Ministerio por parte de los prestadores de servicios de salud y por el Instituto Nacional de Medicina Legal. Para seguimiento y vigilancia en salud pública, esta información permite al Ministerio identificar de manera rápida casos críticos, con el fin de tomar acciones correctivas y preventivas a que haya lugar. Esta información es preliminar, ya que se requiere de un procesamiento técnico de validación y codificación que realiza el DANE, como responsable de las estadísticas vitales (EEVV) del país. En este sentido, la información preliminar sobre nacimientos y defunciones se encuentra consolidada en el Registro Único de Afiliados a la Protección Social (RUAF) y la información definitiva son las EEVV.
 
•    Eventos de notificación obligatoria en salud pública: se trata de una base de datos que consolida aquellos casos de interés en salud pública, tales como dengue, malaria, desnutrición, entre otros. Esta información es reportada al INS por los prestadores de servicios de salud, las unidades de sanidad y las entidades territoriales, principalmente. El INS consolida esta información en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (SIVIGILA).  

•    Precios de medicamentos: esta base de datos consolida información de los precios de venta y compra de medicamentos, la cual es reportada principalmente por mayoristas, laboratorios y EPS. La información es utilizada para el control y regulación de los precios en el país y se consolida en el Sistema de información de Precios de Medicamentos (SISMED).

•    Personas con alguna discapacidad: esta base de datos recoge información (caracterización y localización) de la población que manifiesta tener alguna discapacidad y es utilizada para hacer seguimiento a la evolución de estas personas. El reporte proviene de las diferentes dependencias de las entidades territoriales. Esta información se conoce como el Registro para la Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad.

•    Recaudos de aportes al Sistema General de Seguridad Social: esta base de datos recoge información sobre la liquidación y el pago mensual de los aportes a salud, pensiones, riesgos laborales, cajas de compensación y parafiscales.  Los responsables del reporte de dicha información son los operadores de la PILA. Es por medio de los operadores en mención que cada uno de los usuarios realiza los correspondientes aportes al sistema.

•    Talento humano en salud: esta base de datos consolida la información sobre todos los profesionales de la salud del país. Esto es, médicos, enfermeras, bacteriólogos, entre otros. La información es reportada por parte de los colegios profesionales del área de la salud, direcciones departamentales y distritales de salud y los tribunales éticos disciplinarios de la salud. Esta información se conoce como el Registro de Talento Hu-mano en Salud (RETHUS).

•    Recursos financieros del sistema: en varias bases de datos el MSPS consolida información sobre: i) el uso y los movimientos de los recursos financieros por parte de las entidades territoriales y EPS del régimen subsidiado; ii) los giros directos que realiza el Ministerio, a través del FOSYGA, a los prestadores de servicios de salud del régimen subsidiado y contributivo; iii) deudas (reconocidas y no pagadas) y compras de cartera.

Además de estas bases de datos, existe información que es reportada a otras entidades del sector salud, tales como el Instituto Naciona de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la Superintendencia Nacional de Salud, el INS, el Instituto Nacional de Cancerología, entre otros.

A lo anterior se suman las encuestas, los estudios e investigaciones, entre las cuales se destacan la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS), la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN), la Encuesta de evaluación de los servicios de las EPS, la Encuesta Nacional sobre el Consumo de Sustancias Psicoactivas, la Encuesta de salud mental, por nombrar algunos. Son entonces múltiples las fuentes y los tipos de información que hacen parte del sistema de salud. Toda esta información es estandarizada y pasa por un proceso de validación, con el fin de velar por su calidad.


Varios se preguntarán cómo acceder a toda esta información. Una parte importante se encuentra disponible a través de la bodega de datos de Sistema Integral de Información de la Protección Social (SISPRO). Para acceder a ella, se debe ingresar al portal de SISPRO (http://www.sispro.gov.co/) o a la página del MSPS (https://www.minsalud.gov.co/).

Cabe mencionar que para la lectura correcta de la información se requieren más que herramientas tecnológicas. En primer lugar, es crucial tener clara cuál es la pregunta que queremos responder o el problema que queremos analizar. Por ejemplo, si queremos conocer cuál es la situación de mortalidad infantil por desnutrición en el país, es importante tener clara la unidad de análisis (e.j. niños menores de 5 años que han muerto debido a la desnutrición en Colombia), saber para qué periodo queremos conocer la problemática (e.j. muertes registradas entre 2005 y 2013) y las limitaciones o fortalezas de la fuente de información (e.j. Estadísticas Vitales del DANE con información disponible hasta el año 2013). Así mismo, es importante tener presente el nivel de desagregación de la información; gran parte de los datos e indicadores del sector salud se encuentran disponibles en varios niveles de desagregación territorial como poblacional (i.e. municipal, departamental, regional, nacional, por sexo, grupos etarios, grupos étnicos).

Finalmente, es clave identificar cuál es el indicador más pertinente, de acuerdo al problema de interés (e.j. Tasa de mortalidad por desnutrición por cada 100.000 menores de 5 años). Esto último permite realizar una lectura más acertada de la problemática, al hacer comparable la información respecto a otros periodos de tiempo y otros territorios.

Lo importante, entonces, es conocer el contexto de toda esta información antes de llegar a conclusiones apresuradas. Como bien lo afirma el Premio Nobel en Economía 2015, Profesor Angus Deaton, “a menos que no entendamos de dónde vienen los datos, de qué manera están dispuestos y lo que significan, podemos caer en el error de ver problemas donde no los hay o pasar por alto necesidades urgentes que pueden ser atendidas”.  

Volver al Inicio