Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Colombia reduce los índices de malaria

Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Colombia reduce los índices de malaria

Ministerio de Salud y Protección Social > Colombia reduce los índices de malaria
Texto descriptivo de la imagen
06/11/2013
Boletín de Prensa No 387 de 2013

 
- El Gobierno Nacional ratificó la meta de reducir en 75% la incidencia de Malaria en el año 2015, como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra esta enfermedad.
 
Bogotá, D.C., 6 de noviembre de 2013.- En un trabajo conjunto con todas las entidades territoriales de salud, El Ministerio de Salud y Protección Social logró reducir en más del 70% la mortalidad por malaria en el área de mayor transmisión de la enfermedad, en los departamentos de Antioquia, Córdoba, Chocó, Cauca y Valle del Cauca, que concentran cerca del 80% de los casos acumulados en el país.
 
Esta disminución obedece a logros como el incremento del 70% en la distribución y el uso de toldillos insecticidas de larga duración; la disponibilidad y oportunidad de nuevos esquemas de tratamientos para combatir la enfermedad, el mejoramiento de la accesibilidad al diagnóstico y tratamiento a través de pruebas rápidas de diagnóstico. Los nuevos esquemas terapéuticos mantienen una alta eficacia que se ha visto reflejada en la reducción de alrededor del 50% en las complicaciones por esta enfermedad. Estos se distribuyen gratuitamente a las Direcciones Departamentales de Salud, para que a su vez las distribuyan a las redes prestadoras de servicios, de acuerdo a sus requerimientos.
 
Trabajo con las Direcciones Territoriales de Salud
 
Anualmente, el Ministerio de Salud y Protección Social transfiere a las Direcciones Territoriales de Salud cerca de 40 mil millones de pesos para la operatividad de las acciones de los programas departamentales de prevención y control de las Enfermedades Transmitidas por Vectores - ETV, principalmente malaria y dengue. Estas pueden complementarse con otros recursos para salud pública provenientes del Sistema General de Participaciones, Regalías y de proyectos nacionales o internacionales.
 
Durante el periodo comprendido entre 2008 y 2010 se desarrolló el proyecto PAMAFRO del Fondo Mundial para el control de la malaria en las zonas fronterizas de Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. Con este se logró un incremento en las coberturas de toldillos insecticidas de larga duración al 70% en las localidades con transmisión activa de la enfermedad objeto del mismo y una reducción de la incidencia de la enfermedad cercana al 45%.
 
Entre 2010 y 2012 se realizó la primera fase del Proyecto Malaria Colombia y actualmente se coordina la implementación de la segunda fase en las áreas descritas, cuya contribución ha sido importante y ha complementado las acciones del programa regular.
 
El Ministerio de Salud ha liderado la implementación de la Estrategia de Gestión Integrada para la Promoción, Prevención y Control de las Enfermedades Transmitidas por Vectores -ETV, como la malaria. Esta privilegia la promoción y prevención de la enfermedad sobre el control por contingencia.
 
Situación epidemiológica de la transmisión de la malaria en 2013
 
En el presente año, la transmisión se ha mantenido por debajo de lo esperado y  el canal endémico del país se encuentra en zona de éxito. Hasta la semana epidemiológica 42 de 2013 se habían notificado al Sivigila 51.260 casos de malaria, de los cuales 34.165 (66,7%) correspondieron a P. vivax, 16.321 (31,8%) a P. falciparum, 752 (1,5 %) a la asociación P vivax - P falciparum y 22 (0,05 %) a P. malariae. Esto representa cerca de un 40% de reducción con respecto a otros años.
 
 
 

ABC DE LA MALARIA
 
 
¿Qué es la malaria?
 Es una enfermedad producida por un parásito del género Plasmodium, el cual puede ser transmitido comúnmente por la picadura de la hembra del zancudo Anopheles.
 
¿Cómo prevenir la malaria?
 Las medidas de prevención contemplan evitar la exposición en las horas de mayor picadura, uso de ropas protectoras, el uso de toldillos insecticidas de larga duración; la aplicación de repelentes tópicos,  el drenaje y relleno de charcos y áreas pantanosas; y el uso de métodos químicos y biológicos.
 
¿Qué síntomas presenta?
 Entre los síntomas más comunes de la enfermedad, que aparecen una a dos semana después de adquirido el parásito, están fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, sudoración,  vómito, fatiga, y dificultad al respirar.
 
Una persona que presente los síntomas y haya estado en una zona con transmisión del vector debe acudir oportunamente a un centro de salud para que le practiquen la gota gruesa o pruebas rápidas de diagnostico para verificar si tiene o no malaria, y determinar el tipo de parásito, para recibir así el tratamiento adecuado.
 
¿Cómo se transmite?
 La forma más frecuente de transmisión se produce por la picadura de un mosquito infectado (anófeles) a un humano sano. Su período de incubación es entre 12 y 30 días.
 
Así mismo, puede haber una transmisión congénita por intercambio de sangre en el momento del parto, por transfusión sanguínea, jeringas contaminadas o trasplante de órganos.
 
 
MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y CONTROL
 
Las recomendaciones para la población susceptible, es decir para personas que ingresen a zonas receptivas y endémicas de transmisión activa de malaria, son las siguientes.
 
- Protegerse de las picaduras de los mosquitos en las horas de mayor picadura de los anofelinos, permaneciendo dentro de las viviendas.
 
- Las viviendas deben estar protegidas con telas metálicas finas sobre puertas y ventanas, y si no se dispone de ellas, cerrar por las noches puertas y ventanas.
 
- Usar ropas de manga larga y pantalones largos cuando haya que salir de la casa por la noche, y no usar colores oscuros que atraigan los mosquitos.
 
- Rociar por la noche las habitaciones con insecticidas en aerosol o asperjados por dispositivos manuales u operadores por batería que contengan tabletas impregnadas de piretroides en espirales u otras presentaciones.
 
- Aplicar repelentes tópicos en forma adecuada en los lugares más expuestos de la piel.
 
- Utilizar mosquiteros insecticidas de larga duración sobre la cama, con sus orillas introducidas debajo del colchón.
 
- Si en el lapso de dos semanas después de haber salido de la zona endémica presenta fiebre, escalofríos y sudoración, debe realizarse inmediatamente un examen parasitológico para confirmar o descartar la enfermedad.
 
- Aunque no se recomienda en el país la quimioprofilaxis, existe la posibilidad de formular medicamentos antimaláricos en casos excepcionales (viajeros a zonas endémicas de transmisión de malaria por tiempos relativamente cortos), pero cada caso debe ser considerado individualmente.
Volver al Inicio