Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Colombia posiciona estrategias en el control y prevención del dengue en las Américas


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Colombia posiciona estrategias en el control y prevención del dengue en las Américas

Ministerio de Salud y Protección Social > Colombia posiciona estrategias en el control y prevención del dengue en las Américas
Información Minsalud

​Colombia ha sido de los países con más desarrollo en la implementación de la estrategia de gestión integrada EGI dengue

27/06/2014
Boletín de Prensa No 188 de 2014


-  La OPS, a través del Programa Regional de Dengue y en coordinación con los Ministerios de Salud de Colombia decidieron llevar a cabo la revisión del ‘Estado del Arte’ para la prevención y control del Dengue en América Latina.

Washington, 30 de mayo de 2014.- Con la participación y liderazgo de la Subdirección de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia se llevó a cabo en la capital estadounidense la revisión del ‘Estado del Arte’ para la prevención y control del Dengue en América Latina.

José Fernando Valderrama Vergara, Subdirector de ETV, manifestó desde Washington que “la reunión incluyó las contribuciones y experiencias de ministerios de salud de países seleccionados por su activa participación y conocimiento en el tema, comunidad académica, comunidad científica, tomadores de decisiones y socios del sector privado y público para tratar temas más actuales en el manejo y prevención del dengue, así como las iniciativas y acciones en proceso presentes en las Américas”.

Destacó que “Colombia ha sido de los países con más desarrollo en la implementación de la estrategia de gestión integrada EGI dengue a nivel regional,   la cual se funda-menta en una acción transectorial sobre los determinantes sociales de la salud, com-prometiendo a la comunidad y desarrollando acciones programáticas de manera inte-grada e integral según la priorización territorial”.

Valderrama Vergara describió que Salvador, Colombia, Nicaragua, Brasil y México compartieron sus experiencias en el manejo de esta patología catalogada como de las más agresivas de los últimos tiempos.

El Salvador: apegarse a la ley de protección civil, de esta manera se garantiza un abordaje intersectorial del problema. Estratificación de riesgo, lo que permite medidas de intervención más dirigidas y esto ayuda a maximizar los recursos financieros del país
Colombia: incorporación de más componentes a la EGI-Dengue: gerencia, gestión del conocimiento, promoción de salud,  inteligencia epidemiológica
Nicaragua: involucramiento de la sociedad en las medidas de prevención de la enfermedad, coordinado desde la presidencia.
Brasil: la necesidad de obtener evidencia de estudios para discutir más profundamente los componentes de la EGI-Dengue
México: Desarrollo de acciones colectivas con profesionales de áreas sociales.  Legislación relacionada con control.
 
¿Qué es el dengue?:
El dengue es la infección viral transmitida por mosquitos de mayor propagación en el mundo, representando un grave problema para la salud pública. La enfermedad es causada por el virus del dengue, del cual se conocen cuatro serotipos (Denv1, Denv2, Denv3 y Denv4), y su principal vector en las Américas es el Aedes aegypti.
Esta enfermedad no tiene fronteras ni límites, afectando a grupos poblacionales de todas las edades y niveles económicos. Se estima que 2.500 millones de personas viven en países endémicos, con un aproximado de 50 a 100 millones de casos por año.
El continente americano no es ajeno a esta situación: la incidencia del dengue ha au-mentado 30 veces en los últimos 50 años, y entre los años 2008 y 2012, se notificaron anualmente más de 1.2 millones de casos, con 28.233 casos graves y casi 1.000 muer-tes.
Además, el año 2013 fue por mucho, uno de los más epidémicos en la historia del con-tinente, con un total de 2.3 millones de casos, 37.692 casos graves y 1.280 muertes. El impacto social y la carga económica de esta patología son altos, afectando no solamen-te a la persona infectada, sino a la familia entera y a la comunidad en general. Se calcula que el costo económico de la enfermedad asciende a unos 1.800 millones de dólares al año (OPS).

 

 

 

Volver al Inicio