Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Colombia completa siete años sin casos de rabia humana transmitida por perro


Información COVID 19
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

 Colombia completa siete años sin casos de rabia humana transmitida por perro

Ministerio de Salud y Protección Social > Colombia completa siete años sin casos de rabia humana transmitida por perro
Información Minsalud

Colombia está cerca de cumplir la meta de eliminación de la rabia humana transmitida por perro

30/09/2014
Boletín de Prensa No 274 de 2014

​Más de 21 mil millones de pesos ha invertido el Ministerio de Salud y Protección Social en los últimos cinco años en la compra de vacuna antirrábica para humanos y animales (perros y gatos), que es entregada a las Entidades Territoriales de Salud para su aplicación gratuita.

Bogotá (D.C.), 30 de septiembre de 2014.- Colombia está cerca de cumplir la meta de eliminación de la rabia humana transmitida por perro propuesta por la Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS) para el año 2015, si se tiene en cuenta que desde enero de 2007 no se reportan casos por este tipo de transmisión.

Desde 1999 se han notificado en el país 38 casos de rabia humana, de los cuales 7 han sido transmitidos por perro (el último caso en enero de 2007), 9 por gato y 22 por murciélago, en los departamentos de Putumayo, Boyacá, Cundinamarca, Casanare, Cauca, Chocó, Magdalena, Santander, Valle del Cauca, Tolima y en el distrito de Santa Marta.

Durante los últimos años, los gatos han adquirido mayor importancia como transmisores de la enfermedad de los murciélagos a las personas, debido en gran medida a sus hábitos nocturnos y de caza, situación que los expone al virus rábico por el contacto con murciélagos enfermos. El registro más reciente data de junio de 2012, cuando se reportaron dos casos de rabia humana en la zona urbana del municipio de Roldanillo (Valle del Cauca) trasmitida por gatos.
 
Formas de transmisión

En Colombia se presentan dos formas o ciclos de transmisión de la rabia, así: el ciclo de transmisión por perros, que ocasionalmente puede involucrar zorros; y el ciclo silvestre que se transmite entre murciélagos, siendo los principales reservorios los murciélagos hematófagos o vampiros, en el que también resultan involucrados los murciélagos insectívoros y los frugívoros.

En ambos ciclos el hombre puede ser afectado accidentalmente.

Con relación al ciclo de transmisión por perro, no obstante los esfuerzos del país y  después de más de cuatro años de no tener reportes de casos de rabia en perros (desde enero de 2008 a junio de 2012), en el mes de junio de 2012 se presentó un brote en los municipios de Zapayán y El Piñón (Magdalena), involucrando tres perros y tres zorros.

Durante el año 2013 se presentaron dos nuevos casos de rabia en perro, uno en el mes de marzo y el otro en el mes de noviembre, ambos en el municipio de Pivijay (Magdalena), y en lo corrido del año 2014 se han reportado dos casos: uno en perro en el municipio de Mariquita (Tolima), donde se identificó la variante atípica asociada a murciélago hematófago, y el otro en un gato en el municipio de Yumbo (Valle del Cauca), donde se identificó la variante asociada a murciélago hematófago.

En cuanto a la transmisión en el ciclo silvestre, a través de murciélagos, en los últimos 10 años se ha notificado la circulación en 29 departamentos del país, afectando principalmente especies animales como bovinos y equinos, de acuerdo con los reportes de vigilancia del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

Vacunación antirrábica en perros y gatos

Una de las principales estrategias recomendadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para prevenir la circulación de rabia en perros y gatos es la vacunación a partir de los tres meses de edad y revacunación cada año. Es necesario anotar que esta recomendación es para cachorros y gatos hijos de hembras con esquema de vacunación vigente, en tanto que para perros y gatos hijos de madres sin vacunación antirrábica vigente, se recomienda a partir de los dos (2) meses de edad.

Las Direcciones Territoriales de Salud del país han reportado para el año 2014 una población estimada de 6.030.000 perros y gatos (4.500.000 perros y 1.530.000 gatos), de los cuales alrededor de 20 por ciento son vacunados en consultorios privados.

Para la inmunización del 80 por ciento, el Ministerio de Salud y Protección Social ha invertido en los últimos cinco años, incluido 2014, cerca de 7.500 millones de pesos para la adquisición de la vacuna antirrábica de uso en perros y gatos, además de 12.600 millones de pesos en compra de vacuna y suero antirrábico de uso en humanos.

Recomendaciones

El Ministerio de Salud y Protección Social hace las siguientes recomendaciones a los tenedores de estas mascotas:

-    Llevarlos a vacunar contra la rabia a partir de los tres meses de edad y a la aplicación de la revacuna cada año.
-    Restringir en lo posible que deambulen libremente por la calle o espacio público, sin ningún tipo de control.
-    Pasear los perros asegurándolos con bozal y collar.
-    Recoger las heces.
-    Garantizar la atención profesional por médico veterinario.
-    Esterilizar a perros y gatos para evitar la sobrepoblación.
-    Brindarles bienestar en el lugar en donde viven.

Para evitar agresiones de perros o de gatos, tenga en cuenta que debe:

-    Evitar molestarlos cuando se encuentren durmiendo, comiendo, con sus crías, detrás de una reja, dentro de un carro o amarrado, pese a que sea un animal conocido.
-    Mantener la cara alejada del hocico del perro o del gato.
-    Preguntar siempre al dueño antes de acariciar a su perro o gato.

Estrategia de vacunación a personas para reducir el riesgo de rabia transmitida por murciélagos

Adicionalmente este Ministerio, teniendo en cuenta el riesgo en que se encuentran las comunidades dispersas de difícil acceso agredidas frecuentemente por murciélagos, asignó en el año 2012 un monto de 250 millones de pesos a las Direcciones Territoriales de Salud de Cauca, Chocó, Nariño, Vaupés y Vichada, para que inmunizaran a 10.000 habitantes de las comunidades dispersas de difícil acceso en riesgo de contraer la enfermedad, bajo el esquema antirrábico humano en pre exposición.

Abecé de la rabia

¿Qué es la rabia?

La rabia, conocida también como hidrofobia, es una zoonosis, fatal y transmisible, producida por el virus rábico que afecta a los animales de sangre caliente, incluyendo al hombre. La transmisión a los humanos se produce casi exclusivamente por la mordedura de un animal rabioso (perros, zorros, vampiros, micos y murciélagos).

¿Cómo se transmite?

El virus se transmite por contacto con la saliva del animal rabioso a través de una mordedura o rasguño causados a la persona o animal agredido.

El período de incubación del virus varía de dos a ocho semanas, pero puede ser tan corto como tres días o tan largo como un año.

¿Cómo se clasifica la exposición al virus de la rabia?

Exposición leve: mordedura única en un área cubierta del cuerpo (tronco, miembro superior o inferior), lamedura de piel lesionada o arañazo por un perro o gato doméstico no observable, desconocido o callejero.

Exposición grave: mordedura en cualquier área del cuerpo cubierta o descubierta, lamedura de mucosas, lamedura de piel lesionada o arañazo en el cuerpo de una persona por un animal con rabia confirmada por el laboratorio, por un animal silvestre o salvaje o con signos o síntomas compatibles con rabia en el momento de la agresión o periodo de observación (10 días) y sin vacunar, que ataca sin ser provocado y que a juicio del médico tratante presenta una alta probabilidad de trasmitir la enfermedad.

¿Cómo se manifiesta la rabia?

En los animales se manifiesta por cambios en la conducta, agresividad, alucinaciones, excitación alternada con períodos de calma, salivación abundante, inapetencia o voracidad, trastornos en la marcha, enronquecimiento del ladrido, atoramiento y finalmente la muerte.

En los humanos tiene varias etapas: inflamación del cerebro y la médula espinal (encefalomielitis aguda), que suele estar precedida por sensación de angustia, dolor de cabeza, fiebre, malestar general, alteraciones de la sensibilidad. La enfermedad evoluciona hasta la aparición de parálisis, posteriormente surge el delirio y las convulsiones. La muerte sobreviene a consecuencia de parálisis respiratoria u otras complicaciones.

¿Qué hacer en caso de agresión por animal potencialmente transmisor de rabia?

-    Lavar la herida con agua y jabón.
-    Acudir de inmediato al centro de salud más cercano para su valoración médica.
-    En caso de prescripción médica de la vacuna, se debe asistir a la aplicación de  acuerdo con el esquema y las indicaciones dadas por el médico.

¿Qué recomendaciones deben atender los propietarios de los animales agresores?

-    Mantener aislados y con restricción a la calle a los perros y gatos agresores que se encuentren en observación por parte de las autoridades sanitarias.
-    No regalar, vender ni cambiar de domicilio a perros o gatos agresores durante los 10 días de observación.
-    Brindar y asegurar el bienestar animal de los perros y gatos agresores, en ningún caso sacrificándolos.
-    Informar de forma inmediata a las autoridades sanitarias municipales cualquier cambio de conducta o estado de salud, la muerte, desaparición o pérdida de los perros o gatos agresores.

Volver al Inicio