Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Ministerio de Salud y Protección Social

Medidas tomadas por el Gobierno para mejorar el sistema de salud colombiano

Imagen gov.co
Disminuir fuente Restablecer fuente Aumentar fuente Contraste Restablecer contraste

  Medidas tomadas por el Gobierno para mejorar el sistema de salud colombiano

Ministerio de Salud y Protección Social > Medidas tomadas por el Gobierno para mejorar el sistema de salud colombiano
19/07/2012
 
Boletín de Prensa No 191 de 2012

 
 

- Entre las principales medidas adoptadas por el Gobierno se destacan arreglar problemas como el de liquidez, fortalecer la vigilancia y el control, y  hacer los ajustes institucionales necesarios para fortalecer el sistema.

Bogotá, julio 19 de 2012.- El Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón y la Ministra de Salud y Protección Social, Beatriz Londoño Soto, dieron a conocer una serie de medidas para garantizar el mejor funcionamiento del sistema de salud y que el único propósito de los profesionales de la salud, las clínicas y hospitales, las EPS, las entidades territoriales y el Gobierno sean los pacientes y ciudadanos.

El Presidente Santos aseguró que un análisis de la compleja situación del Sistema de Salud llevó al Gobierno Nacional a tomar unas decisiones para enfrentar, en primer lugar, la problemática de corto plazo, entendiendo que a mediano plazo se hacen necesarios unos cambios de mayor envergadura.

Dentro de esta compleja situación, el ejecutivo encontró que han venido acumulándose problemas que hoy les corresponde enfrentar y que algunos de ellos se han venido abordando, tales como:

La prevención de la que tanto se habla,  no ha sido la prioridad a lo largo de los años y el acceso efectivo a muchos servicios que garanticen una atención segura, con alta calidad y manejo eficiente de los recursos, siguen siendo un objetivo por lograr.

No en vano, se califica el sistema de salud colombiano como fragmentado, lo cual ha llevado a que los resultados en salud sean inferiores a lo esperado, a la vez que se desmotiva el personal de salud, empezando por los médicos, enfermeros y otros profesionales.

La morosidad reiterada en el flujo de recursos en todos los niveles, ha llevado a problemas de iliquidez que hoy son muy críticos en todo el sector, especialmente en los hospitales y clínicas como última cadena dentro del Sistema, lo que ha promovido un clima de desconfianza que no facilita la articulación óptima.

Se presenta una marcada debilidad en la supervisión, vigilancia y control de las Empresas Promotoras de Salud (EPS). Frente a todo lo anterior, se requieren reglas de juego claras y una vigilancia estricta en un sistema que tiene muchos recursos, gran cantidad de actores y donde está en juego la salud de las personas y donde tener un muy buen sistema de información integrado es fundamental para poder hacerle seguimiento a los recursos, a las enfermedades, a la atención, a la calidad, en fin a los resultados de salud.

La buena información es fundamental para evitar el manejo irresponsable y corrupto de los recursos, como en los casos que se anunciaron y sobe los cuales el Gobierno actuó desde mayo de 2011.

El crecimiento no proyectado del No POS con incentivos inadecuados ha sido una de las principales causas de la problemática que se ha mencionado. Se requiere de un plan básico en salud con límites y que la racionalización del gasto se promueva por la idoneidad profesional del talento humano en el Sector.

Ante esta situación hay que admitir que el sistema actual no está funcionando bien y se tiene que plantear un modelo con cambios de fondo. El Gobierno estudiará, con el apoyo de todos los actores la alternativa más adecuada, lo que llevará seguramente a un cambio estructural.

No se trata de acabar el sistema actual y volver al régimen anterior, sino centrar todos los esfuerzos en que los colombianos tengan mejor servicio y que ser eficientes y transparentes en el manejo de los recursos públicos.

Las acciones que el Gobierno emprenderá están enfocadas a 1) resolver la situación de iliquidez, 2) fortalecer la vigilancia y el control, y 3) hacer los ajustes institucionales necesarios para fortalecer el sistema.

El Gobierno presentó al país algunas de las decisiones para el corto plazo y expresó su compromiso para construir alternativas de transformación positiva para el Sistema.

1.Reconociendo la importancia fundamental del talento humano en el sistema de salud, que en esencia es el corazón del Sistema, se recuperará el valor por el conocimiento especializado, la autonomía intelectual en la toma de decisiones y la importancia de un sólido proceso de autorregulación. Por eso el Gobierno convocó a todos los trabajadores de la salud a que trabajen juntos para buscar fórmulas que puedan transformar el sistema para bien.

2.Conscientes de que sin liquidez no hay operación normal de los servicios médicos, en los próximos dos meses los hospitales y clínicas contarán con recursos para regularizar su situación de cartera por el orden de 1.2 billones de pesos. Estos recursos provienen de: (a) Revisión de los recobros del Fosyga y pago de 700 mil millones con giro directo a hospitales y clínicas, y (b) el pago de aproximadamente 400 mil millones que los municipios y los departamentos deben girar como resultado de liquidación de contratos del pasado con EPS del Régimen Subsidiado. Para esto, el Ministerio de Salud expidió el Decreto 1080 en el mes de mayo, el cual da plazo hasta el 25 de julio para presentar estas cuentas c) 120 mil millones provenientes de la subcuenta de garantías para pago de deuda pública (Caprecom).

El Gobierno reiteró que estos recursos llegarán directamente a los hospitales y clínicas, con cruce de cuentas que deben hacer con las EPS.

3.El giro directo se mantendrá como mínimo en los niveles alcanzados para el Régimen Subsidiado. Este giro es una forma de pago en la que los recursos llegan a hospitales públicos y clínicas sin intermediación, que en este mes asciende a 460 mil millones de pesos. Se aumentará lo que corresponde al giro directo para hospitales y clínicas privadas en el Régimen Contributivo.

4.El Ministerio de Salud implementará el cobro directo a los hospitales y clínicas ante el Fosyga, sin pasar por las EPS, por concepto de medicamentos, los cuales representan el 80% del No Pos para que las barreras financieras y de servicios que hoy se presentan se puedan ir eliminando.

5.Adicional a estos recursos que recibirán los hospitales y clínicas, el ejecutivo consideró que algunos de ellos requieren acompañamiento intensivo por parte del Gobierno Nacional, para lo cual se tiene planteado: (a) inicio del saneamiento fiscal; (b) acuerdos de desempeño en términos de calidad, prontitud, oportunidad y eficiencia en la prestación de los servicios y (c) desarrollo de redes de prestadores de servicios integradas.

Se priorizarán los hospitales de acuerdo con su ubicación, condición y cobertura. Este es el caso de los departamentos como Vaupés, Vichada, Guianía, Chocó, y San Andrés, que presentan problemas serios y ameritan atención especial.

6.Además de este acompañamiento, se modificará el régimen de intervenciones por parte de la Superintendencia de Salud con el fin de que dichas intervenciones cumplan el propósito de fortalecer los hospitales y clínicas y recuperar su plena operación, y no lo que está pasando actualmente.

7.Antes de terminar el mes de Agosto se expedirá con la Superintendencia Financiera el decreto que define las condiciones financieras y de operación para las EPS en donde se establecen requisitos más estrictos para el ingreso, permanencia, inhabilidades e incompatibilidades. Algunos de los requisitos que se consagrarán en este decreto, se relacionan con aspectos financieros, en términos de capital mínimo, régimen de reservas e inversiones, patrimonio adecuado, y el uso de recursos.  Con respecto a la gestión, se establecen aquellos relacionados con la administración de riesgos en salud, la integración vertical, indicadores de resultado, esquema de gobierno, sistemas de información y atención al usuario.

Lo anterior exige una depuración de la información financiera y de la cartera de las EPS, con el fin de que se pueda determinar su situación real y capacidad de garantizar el servicio como debe ser su responsabilidad central.

8.Esto implicará la liquidación de algunas EPS que no han cumplido cabalmente las funciones que se les encomendó, y la necesidad de capitalización de otras. Es una apuesta a que en el corto plazo solamente existan entidades sólidas, eficientes y transparentes. El Sistema debe contar con entidades públicas y privadas que bajo condiciones estrictas, trabajen por proteger efectivamente a las personas y administren eficiente y eficazmente los recursos.

9.Las decisiones que está tomando el Gobierno, no liberan a las EPS de su deber de garantizar los servicios a la población afiliada, así como de pagar lo correspondiente. El Ministerio de Salud no aceptará ni avalará comunicaciones donde se pretende eludir dichas responsabilidades.

10.Se utilizará la subcuenta de garantías del Fondo de Solidaridad, con el fin de que cuando sea necesario se proteja el servicio a  las personas como consecuencia de decisiones que deban adoptarse relacionadas con liquidaciones, asumir estas entidades por parte del gobierno, u otras.

11.El Gobierno fue muy enfático en decir que los afiliados a las EPS que por voluntad de ellas o  por decisión de la Superintendencia de Salud, deban trasladarse, tendrán cómo hacerlo. No quedarán sin cobertura en salud. 

12.Reconociendo las diferencias que existen entre zonas del país,  el Ministerio de Salud trabajará con las Entidades Territoriales en la construcción de un modelo operativo diferencial en las zonas que por sus condiciones se consideran especialmente difíciles para garantizar el acceso al servicio de salud.

13.El plan de salud en general y la UPC que se establezca para cada uno de los ciudadanos debe contar con el mayor rigor técnico. Toda la información que sustente las decisiones será pública y transparente.

Por ejemplo, con la igualación del POS entre el subsidiado y el contributivo, el valor de la UPC que se ha establecido será observado en forma cuidadosa para que en cuanto sea necesario se puedan hacer los ajustes correspondientes, hasta llegar a tener el mismo valor.

14.En cuanto a algo tan esencial para los ciudadanos como son los medicamentos, y después de una amplia concertación, se adoptará oficialmente la Política Farmacéutica Nacional, a más tardar el 31 de Agosto.

El Gobierno anunció que  tendrá una política estructurada de precios el día 17 de septiembre, que tiene como elementos centrales: Transparencia de la información, vigilancia rigurosa de los precios, comparación con precios internacionales, protección de los recursos públicos mediante la fijación de techos para reembolsos en el Sistema y negociación centralizada de precios de medicamentos de alto costo con un mecanismo de bolsa electrónica, lo que permitirá lograr ahorros significativos.

15.Asimismo, afirmaron que tomarán decisiones trascendentales en cuanto a la institucionalidad, directamente relacionadas con el Gobierno Nacional que se pondrán en marcha en el corto plazo. Estas son:

- La implementación de la verdadera reforma de la Superintendencia de Salud que está compuesta de un rediseño de su estructura, sus funciones, el modelo de supervisión y vigilancia. Todo lo anterior centrado en que el control sea aplicado con rigurosidad y el establecimiento de sanciones contundentes cuando haya lugar.

- La liquidación de la Comisión de Regulación en Salud –CRES-. El Ministerio de Salud como ente rector asumirá las funciones que hoy tiene la CRES y tendrá el apoyo de una junta técnica de la más alta calificación.

- Con relación al Fosyga, a finales de Agosto se dará a conocer una simplificación de trámites que haga menos engorroso y más transparente el proceso de presentación de cuentas.

16.Además se conformarán dos equipos de trabajo, uno para hacerle seguimiento desde la misma Presidencia de la República a estas decisiones, y otro, que apoye al Gobierno Nacional en consolidar y formular las mejores alternativas de solución para el mediano y el largo plazo.

Estas alternativas incluyen, entre otros, una revisión del rol y responsabilidades de cada uno de los actores del Sistema, el plan único en salud con límites, los mecanismos más expeditos pero a la vez sostenibles orientados a la recuperación de la salud pública, un modelo de atención con calidad y condiciones dignas para el ciudadano que desarrolle verdaderamente la Atención Primaria en Salud y acciones concretas para el desarrollo del talento humano del sector, estimulando la creación de conocimiento a través de la investigación científica.

En el mediano plazo,  pensar en un sistema público en el que el Estado sea el único administrador, pagador, regulador, y ente rector no parece una buena alternativa en términos de calidad, facilidades y garantía de acceso como tampoco para la liquidez que tanto se requiere en el Sistema.

Por otro lado, se dará sentido de urgencia al desarrollo de un sistema de información integrado, la utilización intensiva de tecnologías, y la incorporación del componente de salud en las políticas de otros sectores como ambiente, transporte, educación, vivienda, comercio, trabajo, etc.

El Presidente Santos convocó para que todos los colombianos y especialmente los del sector hagan equipo, y que para encontrar las mejores alternativas y que el único propósito de los profesionales de la salud, las clínicas y hospitales, las EPS, las entidades territoriales y el Gobierno sean los pacientes y ciudadanos.

El gobierno está abierto a las propuestas para revisar normativamente lo que sea pertinente, con el claro propósito de mejorar la calidad de los servicios y bajo la premisa de que no debemos privilegiar a uno u otro actor institucional. Son los ciudadanos los que deben interesarnos, más allá de la defensa de intereses personales o institucionales específicos.

Esta no es una tarea simple, ni compete solamente al Gobierno Nacional, pues como dice el slogan del Plan Decenal de Salud Pública en construcción: “La Salud en Colombia la construimos todos”! dijo Santos Calderón


Volver al Inicio